Un taxista de Pravia denuncia no poder trabajar porque el Ayuntamiento no ha dado de alta su vehículo adaptado



David Fernández precisa de un informe de la Secretaría municipal, un puesto ahora vacante, para iniciar la actividad con su taxi adaptado, y lleva un mes sin poder trabajar

No hay duda de que la vida de David Fernández Álvarez discurre, como reza la canción, a lo largo de una extensa carretera. Tras veintitrés años, cuatro millones de kilómetros y diez países recorridos como camionero, en septiembre, este llanerano de 44 años decidió reemplazar esos monstruos articulados por los taxis, en pos de una vida familiar. Una apuesta que, por ahora, no le ha traído suerte, pues su vehículo, adaptado a personas con movilidad reducida, no ha obtenido el alta del Ayuntamiento de Pravia.

«Hace un año y medio me enteré de que se vendía una parada, la compré en octubre, y el 30 de noviembre matriculé el nuevo coche», relata Fernández. El vehículo en cuestión es un ‘eurotaxi’ de nueve plazas y es ahí donde radica uno de los problemas: el reglamento municipal prevé que, salvo excepciones, todos los taxis que operen en el concejo han de tener un máximo de siete.

Para el taxista, el que su vehículo sea el único adaptado de los trece que operan en Pravia constituye «una de esas excepciones, porque la legislación ordena que, en municipios de más de 5.000 habitantes, al menos un 5% de las licencias deben corresponder a taxis adaptados». Ahora bien, el que sea un ‘eurotaxi’ exige que, antes de recibir el alta, el informe sea evaluado por el secretario del Ayuntamiento. Y ese puesto permanece vacante por jubilación desde noviembre.

«Estoy totalmente atado. Me dicen que espere a que llegue el nuevo secretario, pero tengo mujer, una hija, una hipoteca, la tasa de autónomos, la letra del coche… La cuerda está muy tensa, llevo un mes sin poder trabajar, no entra dinero y aumentan los gastos», lamenta. A esa preocupación creciente se suma el enfado porque «en el Ayuntamiento sí que hay un secretario accidental. No entiendo por qué no puede elaborar ese informe».

A esa cuestión respondió ayer el propio alcalde, David Álvarez Suárez, quien señaló que «el secretario accidental es un administrativo y no está capacitado para realizar informes jurídicos». Además, el regidor apuntó que «la solicitud de cambio de vehículo figura en el registro con fecha de 20 de diciembre, no hace un mes», y recordó que «estos trámites requieren su tiempo».

En el otro lado, Adrián Valle, portavoz de Ciudadanos, censuró «la falta de empatía del gobierno municipal con el caso de David Fernández» y sentenció su voluntad de «defender los intereses de los trabajadores».

El Comercio

 



Source link