El sector afronta la subida del combustible con el problema añadido de tener tarifas limitadas, que no se actualizarán hasta el próximo verano

La subida de precios del combustible está haciendo perder a los taxistas onubenses más de 450 euros al mes. “De ahí para arriba”, asegura a Viva Huelva José Luis Moreno, presidente de Taxi Huelva, que asegura que la valoración de la Federación Española del Taxi, que sitúa la pérdida en 350 euros por licencia, “se queda corta”.

La cifra sirve para hacerse una idea del impacto que la crisis de precios del combustible está teniendo en un sector que soporta un lastre añadido al aumento de costes, el de la regulación tarifaria. “Si al panadero le sube la harina puede subir el precio del pan, pero nosotros tenemos que esperar entre cuatro y cinco meses para poder aumentar nuestras tarifas”, explica Moreno.

Por ello, una treintena de taxistas de Huelva se sumaron el pasado 21 de marzo a la marcha lenta convocada la Plataforma Nacional en Defensa del Transporte para reivindicar medidas que les permitan afrontar la escalada de precios. También estaba previsto que los taxistas españoles se echasen a la calle este domingo pero el departamento de viajeros de la Plataforma Nacional en Defensa del Transporte decidió desconvocar la manifestación el pasado viernes tras el acuerdo alcanzado con el Gobierno, quien se ha comprometido, entre otras medidas, a bonificar  20 céntimos de euros por litro de combustible a los transportistas.

Julio Sanz, presidente de Antaxi,  una de las asociaciones representadas en el CNTC, asegura que estas medidas son “un impulso” para que el sector pueda “asumir el coste del aumento de las energía” aunque espera que el Ejecutivo continúe haciendo ajustes.

De momento, según explica José Luis Moreno a Viva Huelva, el sector tendrá que seguir haciendo cuentas con unas tarifas que no se actualizan, ni de lejos, al ritmo de los precios. La próxima subida tarifaria no se aplicará hasta el próximo mes de junio o quizás julio y será solo del 4,7%, “que queda muy por debajo de la inflación, que está al 7%”, lamenta Moreno.

La subida de tarifas, en cualquier caso, no puede ser la salida para el sector del taxi porque, explica el presidente de Taxi Huelva, recaería directamente en el cliente. “Los taxistas de Huelva vivimos fundamentalmente de la carrera de la persona mayor que va a al médico o a hacer sus compras y no les podemos cargar a ellos la subida”, explica Moreno.

Actualmente, la flota de taxis en Huelva es de 243  vehículos con una retirada acordada de cinco licencias al año. Moreno explica que solo se permiten transmisiones de licencias en el caso de que se adapten los vehículos al transporte de personas con movilidad reducida ya que, según la normativa vigente, el 5% de la flota debe estar adaptada. “Tenemos que tener entre diez y once vehículos adaptados y ahora mismo contamos con cinco”, indica Moreno.



Source link