Un joven de 24 años le arranca un trozo de oreja a mordiscos a un taxista en Valladolid



El agresor había tratado de huir en el taxi tras haberle mordido la oreja a su compañero de piso, ocasionándole heridas de consideración. Al igual que al taxista, que tuvo que ser atendido en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía custodian en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid a un hombre acusado de dos delitos de lesiones por morder en la oreja a dos personas. La llamada que recibió anoche, sobre las 21:00 horas, la sala de atención telefónica de la Policía Nacional ponía en alerta a los agentes sobre un peculiar episodio de agresión que tuvo lugar en un domicilio de la calle Miguel Sebastián Herrador.

En apenas unos minutos, los efectivos acudían al domicilio, compartido por un hombre de 24 años y otro de 46. Según la versión de este, su joven compañero de piso entró con una actitud normal en su habitación pero pocos segundos después cogió un cuchillo que el hombre tenía en la mesa de la habitación donde cenaba con la intención de autolesionarse. Al verlo, el hombre de 46 años trató de arrebatarle el utensilio de cocina con el fin de impedir que su compañero pudiera producirse cualquier tipo de corte y fue en el momento del forcejeo cuando el joven agredió al hombre mordiéndole la oreja, lo que le ocasionó heridas de consideración.

Cuando la Policía Nacional dio aviso, sobre las 21:30 horas, la sala de emergencias del 112 envió al domicilio una ambulancia de soporte vital básico para atender al hombre, que presentaba lesiones por mordisco en la oreja, aunque no ha trascendido si finalmente fue trasladado a un centro hospitalario. Ya en el piso, los agentes comprobaron que el presunto autor de los hechos había huido subiéndose a un taxi de la parada ubicada a escasos metros de su domicilio, en la calle Pío del Río Hortega. Una vez en el interior del vehículo el joven amenazó de muerte al conductor de unos 60 años al que pidió que le llevara al hospital y tras intentar agredirle, le mordió en la oreja provocándole tales daños que le arrancó un trozo de la misma por lo que el conductor tuvo que ser atendido en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid.

Finalmente, varios agentes de la Policía Municipal dieron con el joven en la Plaza de Poniente donde fue interceptado tras cometer las dos lesiones pasadas las nueve y media de la noche aproximadamente. Un testigo del que no ha trascendido su identidad, explica que vio al hombre de 24 años con la camiseta empapada y en actitud tranquila, aunque extraña cuando llegaron varios agentes de la Policía Municipal para aclarar lo sucedido. El acusado presentaba un importante cuadro de ansiedad y delirios paranoides, tal y como han confirmado fuentes sanitarias que atendieron al joven, al que trasladaron de inmediato al Hospital Clínico Universitario de Valladolid, donde se encuentra custodiado por varios agentes de la Policía Nacional al estar acusado de dos delitos de lesiones.

El Norte de Castilla



Source link