Un cliente de Cabify tiene que ponerse al volante al ver que el conductor es incapaz de sacar el coche de una plaza



El conductor de VTC esperó para que el propio cliente sacase el coche de la plaza donde se había metido y de donde no podía salir. Concretamente, de la plaza Masadas de Barcelona

Un conductor de Cabify se metió en una pequeña plaza para recoger a su cliente y luego fue incapaz de salir. Concretamente, ocurrió en la plaza Masadas de Barcelona, y se encontraba en tal apuro que finalmente fue el propio cliente el que se puso al volante del vehículo para sacarlo de allí.

Una vez fuera de la plaza, el cliente deja libre el asiento para el conductor y se coloca en el lugar del pasajero. Quienes graban la escena le recomiendan al cliente que la próxima vez utilicen otro tipo de vehículos.



Source link