La movilidad se complica para Cabify. Su máximo competidor, Uber, ha conseguido duplicar su negocio a la vez que captar más conductores a costa del traspiés que ha dado la primera.

PorJaime Ostos

 Tras la salida de Auro, uno de los principales proveedores de licencias y conductores de Cabify, Uber se ha hecho con la mayoría de conductores, que pasarán a completar la flota de la plataforma. En un comunicado, el consejero delegado de Auro, Jaime Banus, afirmó que estos 1.000 vehículos, que suponen más de 55% de las licencias VTC que tiene el grupo, ya están dando servicio a la división española de la estadounidense Uber.

Y es que Uber está dando pasos de gigante en nuestro país a costa de comerle terreno a su principal competidora. En la presentación de resultados de este año y posterior llamada con los analistas, desde la compañía confirmaban que «nuestro negocio en España se ha más que duplicado desde 2018 y ahora opera cerca de nuestro objetivo de ganancias a largo plazo». La compañía se encuentra en una posición financiera sólida en nuestro país, lo que le ha permitido asentar las bases de un «modelo operativo de ingresos que funciona».

A su vez, Uber espera que este negocio sigue su senda creciente en los próximos años, duplicándose también debido al aumento de viajeros que se decantan por esta opción. La intención de la compañía de movilidad es continuar con el crecimiento del negocio. «Si podemos hacer crecer el lado de las ganancias de nuestro mercado, haremos crecer este negocio», señaló la empresa durante la presentación de sus resultados. Algo parecido ha sucedido en Alemania, donde han hecho crecer el negocio «de casi cero en 2018 a 400 millones de dólares en reservas brutas de tasa de ejecución anual».

Ahora, la compañía ha tenido un impulso positivo en cuanto a sus conductores, algo acorde a su plan de negocio, ya que operan adquiriendo licencias para flotas que emplean conductores. Una de ellas es Auro, que ha visto en Uber una oportunidad para ampliar su negocio tras la salida de Cabify. Aunque esta última no ha dado por perdidos a estos conductores, ya ha echado mano de otra de sus filiales, Vecttor para paliar la salida de casi un tercio de su flota en Madrid.

AURO HA VISTO EN UBER UNA OPORTUNIDAD PARA AMPLIAR SU NEGOCIO

COMPETENCIA DE UBER

Ahora mismo, según las cuentas de Uber, «seremos 2 veces o 2 veces más el siguiente jugador más importante», explica la empresa. Las reservas brutas en movilidad les colocan con más de un 65% de posición en la categoría en la que operan. Esto lleva a Uber a operar con bastante fuerza en los mercados en los que está ahora mismo, y es «importante para comprender qué tan fuertes nos sentimos como esas posiciones». Pero no se dejan llevar por esta percepción, ya que el mercado es volátil. La idea de la empresa es que «si tiene la red más grande, esa es una mejor experiencia para el consumidor».

Thank you for watching

Y esto repercute en otras partes del negocio, como la disponibilidad de automóviles, una mayor confianza por parte de los usuarios y, en última instancia, unos precios más bajos para los consumidores, porque simplemente tiene una red más eficiente. Por otro lado, por el lado del conductor, tienen menos tiempo entre viajes, menos tiempo para conducir y una mayor posibilidad de ganancias y utilización en Uber, y eso ni siquiera tiene en cuenta las cosas de las que hablamos entre plataformas.

Esto permite que la empresa se consolide en medio de un entorno hipercompetitivo, además de tener una mayor capacidad de respuesta para enfrentarse a sus competidoras. «Tenemos suficiente cartera en todo el mundo, tenemos suficientes negocios ya que el intercambio entre nosotros fue bastante fuerte y podemos ayudar un poco al negocio de movilidad. Ese equilibrio y una ventaja estructural creemos que se traducirán en un crecimiento más rápido que la categoría y márgenes más altos que la categoría, se producirán a corto plazo en todo momento», confirma.

La compañía de movilidad ha sabido aprovechar su posición en España, situándose ahora mismo en la capital como la principal VTC del sector. La pérdida de Cabify de estos conductores la situarían en una posición bastante mala respecto a Uber. Igualmente, el impacto en las cuentas de Cabify en España, según han reconocido, sería de 13 millones de euros, casi un 10% de lo que ingresa en nuestro país. La situación de Uber ahora mismo es la idónea para conseguir un buen trozo del pastel de las VTC, sino el más grande./MERCA2

.

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link