Foto de archivo de la parada de taxis en O Barco de Valdeorras LOLITA VÁZQUEZ

Denunciado un conductor de Ponferrada por un servicio no permitido en O Barco

MARÍA COBAS

La Policía Local de O Barco de Valdeorras presentó una denuncia contra un taxista de Ponferrada por realizar un servicio fuera de su ámbito territorial y fuera de los casos establecidos. Se trata de una infracción grave recogida por la Ley 4/2013 y por la que el sancionado se enfrenta a una multa de entre 401 y 2.000 euros. Desde el cuerpo armado explican que no es la primera vez que sancionan a un profesional del transporte por ese mismo motivo y también han tramitado alguna denuncia más por intrusismo, al detectarse la presencia de gente que ofrecía servicios de taxi sin tener la licencia.

Desde la asociación barquense de taxistas, su presidente, Ramiro Losada lamenta lo que es una situación «demasiado común», con la presencia de profesionales de otros ayuntamientos que acuden a O Barco a recoger viajeros. Y es totalmente legal si el destino es el ayuntamiento donde el taxista tiene su licencia, pero no para viajes a otros puntos. «Yo puedo ir a Madrid a recoger a un cliente que quiere venir a O Barco, pero no puedo ir a Madrid a buscarlo para llevarle a Oviedo; y eso es lo que está pasando aquí últimamente», explica Losada. Y añade: «Es el pan de cada día». Dice que la situación en O Barco no es ajena al resto de ayuntamientos de Ourense, y que llevarán la denuncia a través de la asociación provincial.

Es un atranco más para una profesión que pasa horas bajas y que está afrontando la subida imparable de los carburantes. «La situación es insostenible, porque tenemos las tarifas sin actualizar desde el 2013, pero el gasoil no deja de subir», relata. A modo de ejemplo explica que llenar el depósito le costaba hasta no hace mucho unos 75 euros. Ahora ya está unos 30 euros por encima de esa cantidad, y la previsión no es de mejora. «Hoy han subido los precios respecto a ayer, y en la gasolinera nos han dicho que mañana subirá de nuevo», recalca./La Voz de galicia

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link