Taxistas en pie de guerra contra Ximo Puig porque el 1 de marzo finaliza la moratoria para adaptar sus coches



«O se adaptan los vehículos o nos quitan las licencias», apuntan desde la Plataforma de Afectados por la Nueva Ley del Taxi

Foto: Valenciabonita.es

Los socios de la Plataforma de Afectados por la Nueva Ley del Taxi estallan, una vez más, contra la Generalitat Valenciana. El 1 de marzo deja de tener efecto la moratoria que el Gobierno autonómico, dirigido por Ximo Puig, había dado al sector del taxi para adaptar sus vehículos. «O se adaptan los vehículos o nos quitan las licencias», sentencia la presidenta de la plataforma, Isabel Segura.

La Ley del Taxi de la Comunidad Valenciana, que entró en vigor en 2017, en un primer momento, establecía que los taxistas «solo podrán ser titulares de una única autorización y para un vehículo». En ese sentido, la norma incluía que «los titulares de más de una autorización de taxi podrán transmitir hasta el 1 de marzo de 2022 a una persona física, que cumpla los requisitos establecidos, todas aquellas autorizaciones de taxi que excedan de una. Transcurrido dicho plazo, se entenderán revocadas las de exceso, con derecho a conservar la más antigua».

Tras varias reuniones con la Conselleria de Política Territorial, encabezada por el socialista Arcadi España, tal y como sostiene Segura, «todavía no han hecho nada» y los taxis de las personas con más de una licencia se quedarán sin poder salir a partir de la tan polémica fecha. Nada, salvo una modificación de la norma, en diciembre de 2021.

Se permite hasta un máximo de dos licencias por exceso. Es decir, además de la propia, un solo propietario puede mantener dos permisos más durante un tiempo limitado, siempre y cuando cumpla unos requisitos muy estrictos. Tenía que ser un vehículo eléctrico o adaptado. El cambio en la ley eliminó la exigencia de que fuera un coche eléctrico.

«Con el objetivo de alcanzar el porcentaje de un cinco por ciento de vehículos adaptados en el ámbito correspondiente, los titulares podrán mantener a su nombre dos de las autorizaciones en exceso, durante un plazo máximo de ocho años desde la fecha de adquisición de los vehículos vinculados a estas», reza el punto. Los taxistas de la Comunidad Valenciana piden, pues, que se suprima el punto que limita la tenencia de más de una licencia. «Se trata de licencias pagadas que valen entre 90.000 y 120.000 euros, la inversión mínima para tener un coche adaptado es de 30.000 euros más», lamenta Segura.

Por otro lado, los taxistas se sienten abandonados por las administraciones, aun siendo uno de los sectores que más arrimó el hombro en las etapas más difíciles de la pandemia provocada por el coronavirus, y ven cómo los VTC suponen una auténtica competencia desleal, puesto que carecen de regulación. «La Generalitat es permisiva con las VTC, que pueden operar las 24h del día, 365 días al año, en Valencia y toda su área metropolitana», afirma la plataforma en un comunicado. Aseguran así que se está ahogando al sector del taxi y que no está remontando.

ABC



Source link