Unos 70 taxistas han protagonizado este mediodía una marcha lenta con sus vehículos por la ciudad de Lleida en homenaje al compañero asesinado ayer domingo de madrugada mientras realizaba un servicio en el barrio de la Bordeta y para pedir el esclarecimiento de los hechos.

La comitiva ha salido de la avenida Blondel de Lleida y se ha desplazado hasta la calle Sifó, lugar en el que se halló sobre las 02.30 horas al taxista herido de gravedad por arma blanca. La víctima falleció tres horas después en el hospital Arnau de Vilanova.

Una vez en el lugar de los hechos, algunos de sus compañeros han depositado ramos en el punto de la calle donde se encontró al taxista malherido y han pedido que se haga justicia y que el crimen no quede impune.

Por la tarde, la plaza de la Paeria ha acogido esta tarde a vecinos y representantes institucionales que han guardado un minuto de silencio en memoria del taxista leridano asesinado la madrugada del domingo en el barrio de la Bordeta.

El alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, ha acudido al acto junto a representantes del sector del taxi de la ciudad, de los cuerpos de seguridad y buena parte de la corporación municipal y ha transmitido su «solidaridad, afecto y respeto» hacia la familia de la víctima.

Más de 20 años en Lleida

Asimismo, los compañeros aseguran que el taxista era muy conocido entre el colectivo, por lo que confiesan estar en shock por lo sucedido y piden más protección y seguridad para el gremio.

El taxista asesinado, de 43 años, era de origen magrebí y llevaba más de dos décadas en la capital del Segrià, donde, la noche del crimen, realizaba el turno de noche trabajando para el dueño de la licencia del taxi que conducía.

Por su parte, los Mossos d’Esquadra han confirmado a Efe que la investigación sigue abierta y que, por el momento, no hay ningún detenido.

El Periódico



Source link