Taxistas de Córdoba acercan la Navidad a los más mayores con su ‘Paseo de la Ilusión’



Un total de 84 taxistas participan en el tradicional paseo que permite a 321 mayores de las residencias disfrutar del alumbrado de Navidad

Para cientos de personas la tarde del martes ha sido la más especial de este 2021. Y es que el Paseo de la Ilusión, un año más, ha vuelto a alimentar la emoción de aquellos que menos ocasión tienen de disfrutar y conocer de primera mano la Navidad cordobesa.

Repletos de lazos navideños, gorros de Papa Noel, coches coloridos y ambientados en estas fechas, con mensajes de unión pegados a las ventanillas y, sobre todo, con la más grande de las sonrisas, un total de 84 taxis han llevado a 321 residentes y cuidadores de los centros de mayores de la capital por las calles del Centro para disfrutar de los diferentes alumbrados que estos días adornan la ciudad.

Como cuenta Anna Selva, una de las muchas taxitas que, con ganas y espíritu solidario ha participado en esta iniciativa que va por su 17 edición, ya desde que recogen a los ancianos les van contando sus anécdotas. Y eso “es lo que les da la vida” a todos y cada uno de los profesionales. “Nos dicen siempre cosas en el camino que te llegan bastante, como que ahí vivían ellos. O te cuentan historias si ven algo que recuerdan”, ha revivido la taxista, que lo que más admira de tardes como esta es “lo agradecidos que son en todo momento” con ellos.

Una ruta llena de esperanza que ha partido con todos juntos desde la explanada de la Diputación. Allí, el primer taxi en llegar dispuesto a recorrer todo un trayecto de luces y festividad ha sido el que llevaba a Francisca Sedano, Manuela Romero y Pilar Muñoz, las tres de la residencia San Rafael. Ya cuando la taxista María Moreno las ha recogido en su centro estaban “encantadas con lo bonita que es Córdoba”. Esa gran “ilusión” que les despierta volver a disfrutar por “segundo o tercer año consecutivo” este paseo solidario lo han agradecido compartiendo sus historias mientras disfrutaron del “espectacular” alumbrado navideño.

Para muchos como Dani Madueño, taxista que lleva haciendo este Paseo de la Ilusión 16 años, se trata de una tarde más que especial y señalada en el calendario por toda su familia. En su cochehan viajado cinco personas: su madre Josefa, su padre Juan, su suegra Josefa y su tía Francisca, que no han dejado pasar esta ocasión ningún año porque “es la mayor de las ilusiones” para ellos y para un Dani que “junta a su familia con el taxi, que es su segunda casa“.

A Antonia Ruiz le ha hecho mucha ilusión compartir su testimonio en periódicos como El Día. La tarde ha sido una fiesta para todos. Sonrisas, bromas y caras de entusiasmo por volver a ver “su Córdoba bonita”. Junto a Antonia han ido Pepe Velázquez y Carolina, de la residencia Jesús Nazareno. Es la segunda ocasión que han disfrutado de este recorrido y lo asumen con toda la ilusión posible. Aunque para otra de sus acompañantes también se ha tratado de una cita especial, porque Raquel es la terapeuta ocupacional a cargo de estos mayores y es su primera vez en este paseo, que lo ha afrontado la mayor de las vocaciones.

La solidaridad en su máxima expresión se ha sentido de coche en coche. Porque ha sido una tarde inolvidable en la que personas que no suelen salir de las residencias cumplieron con su derecho a contagiarse de Navidad. La ilusión, por mucho que pasen los años, nunca se pierde, porque, como ha asegurado el taxista Juan José Mengíbar: “Es el mejor día del año“.

El Día de Córdoba



Source link