Uno de los taxis que traslada a los vecinos de Montanuy.
Ayuntamiento de Montanuy

Montanuy celebra los 10 años de la implantación de un transporte social que facilita a los vecinos viajar a las localidades donde están los servicios para ir al mercado, al centro de salud e incluso a misa. 

El Ayuntamiento de Montanuy fue pionero en implantar un transporte social para trasladar a sus vecinos a las localidades cercanas, donde se ubican el mercado o el centro de salud. Ahora celebra los 10 años de esa iniciativa que acorta las distancias a los servicios básicos, evitando de esta forma que dejen sus hogares. 

El Ayuntamiento ha querido conmemorar el aniversario repasando el funcionamiento de una prestación útil para afrontar el problema de la despoblación en pequeñas localidades dispersas. Y en este municipio saben mucho de dispersión, con 17 núcleos habitados en una extensión de 174 kilómetros cuadrados y con 215 habitantes, según el padrón de 2021.

A la dispersión de sus pueblos se añade la ubicación en un entorno de alta montaña, enclavado entre los valles de Baliera y Barrabés en el Pirineo. Ello propició «el nacimiento de una necesidad y el impulso de una solución», señala el Ayuntamiento de Montanuy, promotor de la iniciativa. “Es un servicio abierto a las necesidades que nos plantean los propios vecinos y a esta demanda se ha ido adaptando”, indica Esther Cereza Quintana, alcaldesa. El transporte tiene un precio simbólico de 1,5 euros por cada viaje y el resto lo financia el Ayuntamiento. 

Su duración se entiende precisamente por esa flexibilidad, especialmente a las necesidades de las personas de mayor edad. La motivación es “facilitar que los vecinos que no disponen de medios de transporte puedan seguir viviendo en nuestros pueblos”, añade Esther Cereza, que destaca “la colaboración por parte de los taxistas para adaptarse a las necesidades de cada usuario”. Para la prestación de este servicio se cuenta con las cinco licencias de auto-taxi con domicilio en el municipio, generando un apoyo a este sector trascendental para garantiza la movilidad de los vecinos sin coche propio.

Entre las necesidades básicas están hacer la compra en los mercados de los municipios leridanos de Pont de Suert o Vilaller o acercar a los vecinos al consultorio médico ubicado en la zona de servicios del municipio.

El cometido de este transporte social se ha ido ampliando según se han detectado otras necesidades, funcionando como una asistencia a la carta. El servicio comenzó desarrollándose dos días a la semana con un desplazamiento a Pont de Suert. Tanto el martes como el viernes, coincidiendo con el día del mercado, los vecinos y vecinas de Montanuy podían solicitar el transporte para realizar sus compras en las tiendas, comprar las medicinas en las farmacias o completar otras tareas en los establecimientos de la capital de la comarca vecina de la Alta Ribagorza. Poco después se amplió para coincidir este desplazamiento con el día que se realizaban las pruebas analíticas en el centro de salud.

Su buen funcionamiento desembocó en la definición de nuevas tareas que podía desempeñarse gracias a esta prestación. De este modo, antes de la llegada de la pandemia del coronavirus, en los meses de junio y julio, se facilitaba a los vecinos el traslado cada sábado al pueblo donde se desarrollaba misa, que se alternaba de una localidad a otra según el calendario parroquial. «Este evento semanal suponía una actividad de verdadera importancia para la sociabilización y la mejora de la convivencia entre los ciudadanos del municipio de Montanuy», señala el Ayuntamiento. Lo mismo en el caso de la actividad de gimnasia de mantenimiento para mayores que organiza el Servicio Comarcal de Deportes de la Ribagorza.

Su ejemplo lo han seguido otros. En 2019, el Ayuntamiento de Aínsa habilitó un servicio de transporte desde los 25 núcleos rurales hasta la cabecera del municipio, para ir al médico o hacer las compras. El transporte se realiza en colaboración con la Cruz Roja, que pone el vehículo y se hace cargo del coste del combustible, mientras el Ayuntamiento sufraga al personal. Los usuarios entregarán 3 euros por viaje, más bien a modo de donativo./HERALDO

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link