Bolt, compañía de movilidad estonia que llegó a España en julio de 2021

La compañía estonia irrumpió el año pasado en nuestro país y ahora ha lanzado su sistema de patinetes en Málaga para continuar con su objetivo de multimodalidad.

MARÍA JESÚS LABARCA B. 

La guerra de las empresas de movilidad continua. CabifyUber Bolt continúan siendo los principales ‘players’ del sector; sin embargo, esta última compañía ha comenzado a ganar terreno frente a las dos anteriores a menos de un año de su llegada a España. Según cuentan a La Información fuentes de la startup de orígenes estonios, desde su lanzamiento en nuestro país en 2021, han quintuplicado su oferta de servicio de VTC y taxis, y alcanzan un total de 5.000 conductores en Madrid.

«Hemos lanzado este servicio en julio del año pasado y comenzamos en Madrid con 1.000 conductores. Ahora esa cifra se ha multiplicado por cinco», indica Andrea Vota, director de Políticas Públicas de Bolt para España, Italia y Portugal. Esta plataforma fundada en 2013 también ofrece servicios de coches (taxis y vehículos de transporte con conductor) en Málaga, donde han cuadruplicado sus conductores, y en diciembre del año pasado iniciaron sus operaciones en Sevilla.

En enero de este año la compañía levantó una megarronda de capital por un total de 628 millones de euros (711 millones de dólares), la más grande de su historia en una serie F. Con esta última operación la startup pretende continuar impulsando la transición del uso de coche hacia la movilidad compartida y promover medios de transporte más sostenibles y responsables. La ampliación fue liderada por los fondos americanos Sequoia Capital y Fidelity Management & Research Company LLC. Además contó con la participación de Whale Rock, Owl Rock, D1, G Squared, Tekne y Ghisallo.

La empresa levantó una ‘megarronda’ de 625 millones de euros con el fin de impulsar la transición al coche compartido. Este año esperan sumar nuevos servicios que les permita promover la multimodalidad en la app. 

Gracias a esta ronda de financiación, la valoración de la compañía ascendió hasta los 8.380 millones de dólares (7.400 millones de euros), y ha captado un total de 2 billones de dólares (casi 2.000 millones de euros) en 14 ampliaciones de capital. Cabify, por su parte, no ha levantado dinero desde 2019 cuando realizó un movimiento de deuda de 70 millones de dólares. Su última ronda fue en 2018 por 160 millones de dólares. Uber es cotizada desde 2019 a través de su salida a bolsa, con la que llegó a levantar 8.100 millones de dólares. La empresa fundada por Juan de Antonio se ha visto involucrada en diferentes problemas legales con sus socios de VTC y ahora el Supremo estudia una nueva hornada de otras 12.000 VTC pedidas por ellos.

Pero la guerra no solo se ha centrado en términos de VTC, taxis o nuevos sistemas como UberEats o los patinetes. Esta batalla por sumar cuota de mercado también se ha ido ganando a base de precios. Bolt llegó con una política de precios bastante agresiva: promociones iniciales de hasta un 70% de descuento y viajes por pocos euros. “Creemos que nuestros servicios sólo pueden ser adoptados por los usuarios si son con tarifas asequibles”, comenta Bolt. Añaden que ellos buscan competir con otras empresas, pero también con otras modalidades de transporte.

La empresa levantó una ‘megarronda’ de 625 millones de euros con el fin de impulsar la transición al coche compartido. Este año esperan sumar nuevos servicios que les permita promover la multimodalidad en la app

Gracias a esta ronda de financiación, la valoración de la compañía ascendió hasta los 8.380 millones de dólares (7.400 millones de euros), y ha captado un total de 2 billones de dólares (casi 2.000 millones de euros) en 14 ampliaciones de capital. Cabify, por su parte, no ha levantado dinero desde 2019 cuando realizó un movimiento de deuda de 70 millones de dólares. Su última ronda fue en 2018 por 160 millones de dólares. Uber es cotizada desde 2019 a través de su salida a bolsa, con la que llegó a levantar 8.100 millones de dólares. La empresa fundada por Juan de Antonio se ha visto involucrada en diferentes problemas legales con sus socios de VTC y ahora el Supremo estudia una nueva hornada de otras 12.000 VTC pedidas por ellos.

Pero la guerra no solo se ha centrado en términos de VTC, taxis o nuevos sistemas como UberEats o los patinetes. Esta batalla por sumar cuota de mercado también se ha ido ganando a base de precios. Bolt llegó con una política de precios bastante agresiva: promociones iniciales de hasta un 70% de descuento y viajes por pocos euros. “Creemos que nuestros servicios sólo pueden ser adoptados por los usuarios si son con tarifas asequibles”, comenta Bolt. Añaden que ellos buscan competir con otras empresas, pero también con otras modalidades de transporte.

Apuesta por la multimodalidad

Además del tema de las VTC y taxis, Bolt ha optado por un modelo de negocio de multimodalidad en su plataforma. En Madrid sumaron el uso de los patinetes eléctricos, en Barcelona apostaron por el servicio de ‘bike sharing’ (bici compartida) y hace sólo unas semanas que han incluido los patinetes en Málaga. Con este lanzamiento, la capital de la Costa del Sol se convierte en la segunda ciudad de España- después de Madrid- en tener oferta multimodal. ¿Su misión? Ofrecer servicios de desplazamiento para distancias cortas (con la micro movilidad) y para distancias largas con los VTC y taxis.

“Málaga es una ciudad estratégica para nosotros en ámbitos de movilidad”, asegura Vota. Este nuevo modelo se ha hecho realidad después de que la compañía llegara a un acuerdo con el Ayuntamiento quien dio ‘luz verde’ al proyecto de la startup. Los planes de la compañía son ambiciosos y buscarán llegar a más ciudades con este servicio complementario aunque saben que esta expansión va a depender de las políticas regulatorias que adopten los ayuntamientos.

Actualmente Bolt está en 45 países y más de 400 ciudades. Aterrizaron en España con su ruta de expansión “sabiendo que teníamos grandes competidores, pero creemos que hay espacio para todos y que este es un mercado al alza”. La startup espera sumar nuevos servicios durante este 2022. Comenzará a invertir en infraestructuras de aparcamiento y parkings físicos para ‘scooters’ y bicicletas; implementará el coche compartido (‘car sharing’) en Estonia y próximamente lo traerá a España; sumará nuevas ciudades con bicicletas compartidas para conectar a los usuarios y también con el transporte público. /La Información

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link