Los hechos ocurrieron en la parada de taxi cercana a la Font Lluminosa de Salou. foto: Alba Mariné/DT

Cuando la víctima estaba en el suelo, los sospechosos intentaron seguir agrediéndola. También lesionaron a cuatro mossos

Àngel Juanpere

Tres jóvenes de nacionalidad belga se sentarán en el banquillo de acusados de la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona -en una fecha por determinar- acusados de haber intentado matar a un taxista de Salou –lo dejaron inconsciente– al negarse a llevarlos porque se habían saltado la cola de espera de los clientes. Para los tres, el fiscal solicita siete años de prisión y para dos de ellos, seis más por atentado a la autoridad y lesiones. 

Los procesados son Baykar O, de 34 años –estuvo la prisión preventiva del 9 de julio al 12 de septiembre–, Kevin O., de 24 –del 9 de julio al 17 de agosto– y Alan E., de 27 – en las mismas fechas que la anterior–. El fiscal asegura que a las seis menos cuarto de la mañana del 8 de julio de 2018, los encausados acudieron a la parada de taxi de la Font Lluminosa de Salou.

Iniciaron una discusión con la víctima, porque querían coger el taxi antes que otros clientes que estaban esperando con anterioridad. Ante ello, los acusados propinaron patadas al vehículo, causando daños tasados en 317,05 euros.

La víctima salió en ese momento del taxi. Los tres acusados comenzaron a golpearlo, momento en que otro taxista intervino para separar a su compañero. Entonces, los tres procesados también lo agredieron.

Baykar, «con evidente desprecio por la vida del Sr. (…)», lo cogió en volandas, alzándolo varios metros. Lo lanzó contra el suelo, donde impactó la cabeza del mismo, por lo que quedó inconsciente. El agresor se giró rápidamente y valiéndose del cinturón que portaba, golpeó al otro taxista. Ante la mencionada agresión, intervino un tercer taxista, quien también fue golpeado fuertemente en el costado derecho, concretamente en las costillas. 

Mientras la víctima estaba en el suelo inconsciente y con espasmos, los tres acusados la intentaron volver a agredir, lo que fue evitado por los compañeros del taxista y porque al lugar acudió una patrulla de los Mossos d’Esquadra. En ese momento, los tres procesados huyeron del lugar.

Los agentes persiguieron a los sospechosos, quienes desobedecieron las órdenes para que se detuvieran. Finalmente, los policías alcanzaron a Baykar, quien resbaló y cayó al suelo.

Los mossos se pudieron encima del mismo para reducirlo. Pero este comenzó a golpearlos y les propinó patadas y puñetazos. En ese momento, otro de los acusados, Kevin, se aproximó al grupo por la espalda y propinó un puñetazo en la cabeza de uno de los agentes, haciéndolo caer al suelo. Otro patrulla acudió al lugar y los policías también fueron golpeados mientras trataban de detener a los sospechosos.

El primer taxista sufrió un traumatismo craneoencefálico, con pérdida de conciencia, conmoción cerebral, cefalea, mareo y somnolencia, con hemorragia, además de hematoma y fractura. Dichas lesiones supusieron un riesgo vital para su vida. Las lesiones tardaron 142 días en curarse, de los cuales estuvo nueve hospitalizado y cinco en la UCI.

Las lesiones de uno de los agentes tardaron 47 días en curarse, de los cuales 44 estuvo de baja. Los mismos que otro de los policías –en este caso las lesiones tardaron 60 días en sanar–.

Las penas

Los tres acusados se enfrentan a siete años de prisión por un delito de tentativa de homicidio, además de que durante diez años no puedan acercarse a menos de 500 metros del taxista que perdió la conciencia. Hay que sumar 1.800 euros de multa por un delito leve de daños y 3.600 euros más por dos delitos leves de lesiones.

Además de estas penas, la Fiscalía pide para Baykar y Kevin tres años por atentado a agentes de la autoridad, tres años más por un delito de lesiones y 5.400 euros de multa por tres delitos leves de lesiones.

Como responsabilidad civil, el fiscal solicita que los tres procesados paguen al taxista que salió peor parado 7.680 euros por las lesiones y 6.570 por las secuelas. A otro taxista 210 euros y al tercero 120, además de los 317,05 por los daños causados en el taxi. 

Y Baykar y Kevin pagarán a uno de los mossos 2.730 euros por las lesiones y 700 por las secuelas, a otro 3.120, al tercero 750 y 150 al cuarto.

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link