IBIZA ENTREVISTA AITOR MORRÁS | Marcelo Sastre

El concejal de Movilidad de Vila, Aitor Morrás, explicó ayer que los servicios jurídicos del Consistorio preparan ya la respuesta a las medidas cautelarísimas judiciales que han permitido que la Asociación de Autónomos del Taxi pueda operar estos días con el GPS de Taxitronic. 

Morrás se defendió de las críticas de los profesionales del sector asegurando que su objetivo es que «los taxistas cumplan la norma». Pero también admitió que, si la Justicia así lo decide, los taxistas de Vila podrán utilizar este sistema.

El edil de Unidas Podemos recordó que su orden de cierre del GPS de Taxitronic, que ha tenido como consecuencia la falta de taxis en la ciudad, es similar a la actuación que en 2014 llevó a cabo la entonces alcaldesa del PP Virginia Marí. «Ella también cerró el GPS», explicó Morrás, «e, incluso, intervino la emisora». Y añadió: «No se trata de qué tipo de gobierno está en el Ayuntamiento sino de que el taxi ha de cumplir la norma».

Por otro lado, sobre la posibilidad de que el Consell regule con un decreto de urgencia la llamada orden de carga y descarga que organiza cómo los taxistas deben repartirse el trabajo en las paradas y a través del GPS, Morrás aseguró que la institución insular «ha de ser responsable para que este problema se resuelva».

El Consell Consultiu ha dejado claro en este sentido que debe ser el Govern el que tramite esta nueva orden de carga y descarga, que ha de sustituir a la actualmente vigente, que es de 2012. Pero, mientras esto sucede, el Consell estudia la posibilidad de aprobar este decreto de urgencia, con la colaboración del sector y de los ayuntamientos. Algo que Morrás apoya porque, aseguró, «las instituciones lo que han de hacer es no tirarse los trastos a la cabeza». «No es un tema de colores políticos», insistió, y recordó que su mensaje se dirige también hacia el Govern. El conseller autonómico de Movilidad, el socialista Josep Marí Ribas Agustinet, ya anunció el sábado que convocaría una reunión de urgencia en Ibiza para este tema pero, hasta ayer martes, nada se sabía de esta cita.

Pide colaboración

Aitor Morrás pidió tanto al Consell como al Govern colaboración para «resolver el problema» del sector del taxi. Pero también apuntó las condiciones que, en su opinión, debería contener el decreto de urgencia propuesto por el conseller insular Javi Torres. Así, Morrás puso como ejemplo la necesidad de que el decreto deje atrás la condición de que los taxistas de un municipio tengan preferencia en las paradas de este sobre los de fuera. También indicó que sería necesario que todos los profesionales «tengan acceso al GPS para saber cuántos taxis hay en cada parada, sea cual sea el municipio». El servicio, concluyó el responsable de Movilidad de Vila, «debe ser ágil para los residentes y los turistas y esa preferencia municipal no lo facilita».

Morrás insistió en que este nuevo decreto no puede dejar «el sistema de carga y descarga como está ahora». Y dejó claro que, al menos desde el Ayuntamiento, se considera que el decreto insular «aunque puede ser rápido, tiene que contener lo necesario para que e servicio público del taxi sea transparente tanto para los taxistas como para los usuarios»./Periodico de Ibiza

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link