Giulio Aloisi de Antitrav sobre la movilización del mañana: los NCC no temen el proyecto de ley de competencia

Todo está listo para la huelga general de taxis prevista para mañana 24 de noviembre. Una movilización nacional que, en Roma, tomará el aspecto de una procesión desde la Piazza della Repubblica hasta la Piazza Venezia y que promete estar en alta tensión. En el centro de la disputa, el artículo 8 del proyecto de ley de competencia solicitado por el primer ministro Mario Draghi. Pero hay una categoría que teme más que otras la protesta de los taxistas: la NCC, que estará de servicio mañana y que temen ser sometidos a la violencia de algunos manifestantes. Para contarle este miedo a Radiocolonna es Giulio Aloisi , director de Anitrav que apela a la ministra del Interior Luciana Lamorgese para proteger su propia categoría.

“La categoría a nivel nacional está muy preocupada por lo que pasará mañana en las carreteras italianas. Para ello, le pedimos al ministro Lamorgeseprestar especial atención, dado que se llamará a los inquilinos para compensar la huelga de los taxistas llevando a las personas que normalmente llamarían a los coches blancos, y esto podría causar problemas considerables – explica Aloisi a Radiocolonna – no debemos olvidar nunca al criminal Acto sufrido por nuestra categoría en 2006, cuando un taxista golpeó a un inquilino, Pasquale Leonardo, frente a un hotel en la capital. Un acto que nos inquietó profundamente y que resurge cada vez que hay una manifestación de taxistas. Algunos medios han indicado incorrectamente que tanto los taxis como los NCC saldrían a las calles mañana. Bueno, esto es una noticia falsa, porque mañana solo atacarán los taxistas,derecho de la competencia «.

Por lo tanto, Aloisi no quiere que nadie se manifieste mañana también en nombre del NCC.

“No queremos que se interrumpa un proyecto de ley que mira al futuro, que quiere una movilidad más eficiente y que mejora el empleo. Los taxistas se manifiestan porque temen que se pierdan los privilegios de los que han gozado en todos estos años, incluso arrinconando a los arrendatarios con maniobras de cabildeo implementadas gracias al apoyo de algunos ejecutivos.

Pero, ¿cuál es el privilegio más sensacional del que disfrutarían los taxistas?

“Definitivamente los privilegios fiscales . No está claro por qué todas las categorías pagan impuestos en función del trabajo que realizan, mientras que a los taxistas se les concede una generosa tarifa plana de casi 3 mil euros anuales por taxi, cuando se establece que ganan en promedio alrededor de 400/500 euros por taxi. día – concluye Aloisi – y eso explicaría por qué los taxis venden sus licencias alrededor de 170 mil en Roma, sin mencionar Florencia, donde el costo es incluso el doble, o en Venecia, donde una licencia de taxi puede llegar a costar hasta 500 mil euros. Pero sigo convencido de que la realización de manifestaciones no les beneficiará en absoluto, al contrario, encenderán aún más los faros de los privilegios que el resto de categorías nunca han tenido, sobre todo desde el punto de vista fiscal ”.

infotaxi.net

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link