Para Matías, la unión hace la fuerza y por ello quiere lograr que el 100 % de los taxistas se unan a una asociación. «Así tendríamos la suficiente credibilidad de cara a negociar con las administraciones, para que jamás nos dijeran que tenemos poca representación», reivindica

  • ¿Cómo le gustaría ver al sector del taxi?

Me gustaría que pensáramos un poquito más en los demás, que pensar en los demás es pensar en nuestro propio bien. Me gustaría ver más compañerismo, me gustaría ver a las asociaciones con una relación mas entrañable entre ellas. Me gustaría que hubiera un marco, donde las relaciones fueran periódicas.

También me gustaría que tuvieran unas relaciones de conveniencia, como los sectores de la ciencia, que cuando sacan algo positivo de cualquier investigación, lo publican para que los demás lo vean y todos puedan beneficiarse.

  • La unión siempre hace la fuerza. ¿Cree que el gremio debería estar más unido?

Yo iría más lejos, desde luego que sí, pero además tenemos que ir pensando y dándonos cuenta de que esa unión nos tiene que servir para nuestra existencia.

  • ¿Por qué crees que hay todavía taxistas que no están asociados a una asociación?

Esta pregunta es una de las cosas que más me preocupan, hice una campaña de 8 meses, desde enero a agosto de 2021 en las emisoras de radio libertad, radio tentación y radio APC.

En este proyecto se invirtieron 12.000 €, Federación y Gremial emplearon el 50 % del presupuesto. Élite y AMT no captamos los suficientes socios para cumplir con el proyecto de emplear 3.000 € cada asociación.

Ahora estoy dándole vueltas para hacer otro proyecto para llegar a ese 40 % de taxistas que todavía no están en ninguna asociación.

  • ¿Cree que la pertenencia a una entidad haría al sector más fuerte?

No solo más fuertes, seríamos invencibles, porque nuestras asociaciones tendrían un potencial económico enorme. Ante el Ayuntamiento, tendríamos la suficiente credibilidad, para que jamás nos dijeran que tenemos poca representación.

Con el 60 % de el sector representado conseguimos el 60 % de influencia, si el resto de compañeros que asociaran tendríamos el 100 % de posibilidades de arrasar en todo lo que nos propusiéramos.

  • ¿Qué cambios cree que son necesarios en la actualidad?

Necesitaríamos hacer un cambio estructural, desde las mismas asociaciones.

Nombrar un presidente, y tres consejeros, y son los que llevarían la representación en todos los estamentos oficiales, lo mismo que una empresa con la rapidez que caracteriza.

A mí me gustaría tener poder de convencimiento, y decirle al sector que despierte, que estamos aletargados, que tenemos que dejar el sector donde le corresponde, para dejarles a nuestros hijos una herencia de la cual puedan vivir.

  • ¿Cómo está el taxi preparado en España para dar un buen servicio?

El taxi de España está preparado para dar el mejor servicio a las personas más exigentes del mundo. En los 113 años de experiencia, esta ha sido transmitida de abuelos a padres, hijos y nietos, de esa experiencia se ha hecho una cultura, para tener una hoja de servicio, que se ha puesto los valores fundamentales, como es la honradez. Porque en el taxi se han dejado olvidados millones de pesetas, miles de euros y a mis compañeros les ha faltado tiempo para ir a devolverlos, para el sector es un honor, que dignifica a todos los compañeros por su pundonor y estimación.

  • ¿Qué otros valores tendría que tener el taxista?

Ser buenos y honestos para nosotros y los que nos rodean, tener valores como la empatía, el respeto la solidaridad o el optimismo.

La empatía, que nos ayuda a ponernos en la situación de nuestros semejantes. También nos ayuda a entenderlos, apoyarlos y ayudarlos cuando es necesario, que es lo mismo que nosotros deseamos.

La solidaridad es uno de los grandes valores humanos de nuestro tiempo, es el sentimiento y el principio que nos permite ayudar a cualquier ser humano en cualquier momento, en especial en situaciones de desamparo.

Hay personas que consideran que el respeto esta por encima de la generosidad, y viceversa, supone una satisfacción al practicarlo con nuestros pasajeros.

  • ¿Cómo se encuentra el taxi en el aspecto moral?

El taxi en el aspecto moral…la tenemos por las nubes. Al enemigo no le debemos dar muestras de nuestra debilidad, eso significaría alimentarles la moral a ellos, nosotros estamos al 100 % mejor que ellos. Nosotros somos autónomos profesionales, nuestros conductores muy profesionales, nuestros enemigos son pisapedales con un zapato talla 44 bajando escaleras.

Nosotros tenemos activos como Juan Palomo, ellos tienen pasivos como son los administradores, acreedores, personas que tienen derecho a pedir que se cumpla una obligación, que se pague una deuda. También tienen bases para depositar los coches y los pisapedales les van a empezar a hacer huelgas y manifestaciones.

A ellos les están echando de muchos sitios, porque están donde no pertenecen. Uber despedirá a 3700 trabajadores, y cerrará 180 centros de atención a conductores y repartidores. Nosotros necesitamos conductores.

  • ¿Cómo ve el futuro de Uber y Cabify en España?

Yo personalmente no les veo futuro, o como mínimo les veo un futuro muy incierto, por el declive que están teniendo van a depender mucho de nosotros, yo voy a promocionar dos dinámicas. Una tratar al pasajero como si fuera San Mariscal Conde de Altavilla, la otra que no quede ni un solo taxista sin asociarse a una institución del gremio.

Ellos van a seguir comprando voluntades con el maletín, y con el que se le resista practicaran la hipnosis.

A los señores pasajeros los tenemos que ganar sí o sí, pero por goleada, y no les puede salvar ni la campana del ring del cuadrilátero de boxeo. Si el peor de nosotros vale más que 100 de ellos, porque ellos son unas personas sin oficio ni beneficio.

Si están asfixiados, empezaron queriendo vendernos la moto sin papeles, queriendo vender una imagen falsa, vacía de cualquier contenido insignificante, y la ocultaban bajo un traje, que ese traje desapareció, y lo que más valor tenia era la botella de agua que era transparente y tenia 15 céntimos de valor, porque los coches son mucho peor que los nuestros.

Los de ellos desprenden un alto grado de dióxido de carbono, que impacta en el aire que exhalamos y que está matando el planeta. Si esto tiene futuro que venga Dios y lo vea, porque yo no soy miope y no lo veo.

Ellos se están cavando su propia tumba. La guerra la tienen perdida con nosotros. ¿Cómo nos van a desbancar si llevamos 113 años de servicio integral con nuestra experiencia de profesionales? Ya están entregando las armas que traían, y no les queda nada mas que la aplicación que no vamos a tardar mucho tiempo en tenerla mejor y entonces les ahuyentaremos.

  • ¿Con qué más armas cuenta el sector del taxi?

Contamos con otras armas más destructivas y más poderosas. El vis a vis con el pasajero. De tal manera que nada más entrar en el taxi se le diga “Buenísimos días tenga usted, ¿dónde quiere que le lleve y por dónde prefiere ir? Con mucho gusto”. El pasajero te va a decir que le has alegrado el día, y que le lleves por donde tu creas mejor, no por donde el te dice, te dirá calles y tú como un buen profesional le llevas.

Un VTC no le puede preguntar por donde quiere que le lleve, porque no es profesional y no sabe, y ya hemos ganado una batalla, y a base de batallas ganamos la guerra.

  • ¿Y usted cómo se encuentra Matías? Me han dicho que le ha visto las orejas al lobo.

He visto las orejas al lobo, he visto el túnel, y he visto a un sacerdote que me dijo que iba a gozar de una vida eterna donde no se sufre, ni se siente dolor, ni está Hacienda, y que iba a estar muy bien. Cuando el sacerdote creía que me tenía convencido, le dije “Sí padre, pero como en casa en ningún sitio”.

También me visitó San Pedro y le dije que, como colegas que somos por la barba, me dejase un poquito más que tenía que luchar por tierra, mar y aire, en contra de unos invasores. Me dijo que eso va para largo tiempo, y que no me podía dejar tanto tiempo, así que el tiempo que me quede estaré en esta revista, en Radio Tentación, Radio Libertad, Radio APC, por estos medios sabréis de mí.

No me gusta hablar de mí, y de las enfermedades menos, pero sí le he visto las orejas al lobo y tendré que explicar por qué. He tenido un infarto cerebrovascular, se produce cuando hay una rotura u obstrucción en un vaso sanguíneo reduciéndose el flujo de sangre que llega al cerebro, recibe el nombre de Ictus. Me ha afectado a la orientación espacial, o sea que me pierdo en el pasillo de mi casa.

Culpo de esta enfermedad a los pisapedales con un zapato del 44 sin oficio ni beneficio.

Hoy, lunes 10 de enero, llevo entre lo que estuve en la Paz y lo que llevo en mi casa un mes aproximadamente. Se dice que se le toma cariño hasta a las rejas de la cárcel, me gustaría decir lo mismo de las rejas de mi casa. Esto va para 6 meses y tan solo llevo uno.

No os llevéis muchos disgustos ni sufráis para que no os pase lo que a mí. Os quiero a todos, a las mujeres bastante más. Quiero daros las gracias a todos por preocuparos por mí y por las muestras de cariño y mandaros un saludo.



Source link