Luz verde a la nueva ordenanza del taxi de Vigo que regula el taxi compartido



Otra novedad de esta ordenanza es que los taxistas podrán vetar a clientes que solicitan el servicio y después toman otro medio de transporte dejándoles colgados

La corporación municipal celebró ayer un pleno con cara nueva. Carlota Bartolomé Tocino asumió su acta de concejala del Partido Popular en una sesión que sirvió para aprobar varias cuestiones.

Ordenanza del taxi. Luz verde por unanimidad a a nueva ordenanza reguladora del uso del taxi. Una de las principales novedades es que los usuarios podrán compartir taxi para dirigirse a diferentes destinos coincidentes en una ruta. Los taxistas podrán vetar a clientes que solicitan el servicio y después toman otro medio de transporte dejándoles colgados. La norma también permitirá a los usuarios elegir a qué taxi prefieren subirse entre los dos primeros de la fila y pagar con billetes de 50 euros. También obliga a los taxistas a esperar a que los clientes entren en los portales de sus casas si son vulnerables.

Alta tensión para Balaídos. El PP sacó adelante con sus votos y la abstención del resto de los grupos una moción para pedir al Gobierno central la alta tensión y la nueva subestación eléctrica en Balaídos. El acuerdo considera injustificado que la fábrica de Stellantis carezca de las infraestructuras que precisa.

Remanentes. El PSOE aprobó la incorporación de 45,8 millones de remanentes al presupuesto. El concejal de Hacienda, Jaime Aneiros manifestó que el dinero se empleará en inversiones, financiar escuelas infantiles, formación, accesos a colegios, cubrición de patio o las becas en inglés, entre otros.

Devolución del IVA. El gobierno aprobó en solitario una moción para reclamar a la Xunta que destine a los ayuntamientos los 224 millones de euros que recibirá de fondos del Estado como compensación por lo que dejó de percibir del impuesto del IVA en el 2017. Los socialistas creen que los concellos lo merecen por sus esfuerzos en la pandemia.

El Concello cede el control de las oposiciones a policía. El pleno dio el visto bueno a un convenio con la Consellería de Vicepresidencia. El Concello dejará de hacerse cargo de las oposiciones para cubrir plazas de la Policía Local. Pasará a ser responsabildad de la Academia Galega de Seguridad Pública.

Condena a la invasión de Ucrania. Se abstuvo el grupo mixto y el concejal no adscrito. La Federación de Vecinos Eduardo Chao se manifestó durante el pleno «por falta de democracia».

La Voz de Galicia



Source link