La protesta prevista para mañana iba a recorrer la zona de la Rambla. Fran Pallero

La asociación mayoritaria del sector, Élite Taxi, valora que se rebaje la presencia de coches en la calle al 50% tal y como exigían al Ayuntamiento

NATALIA TORRES

Al final ha habido entendimiento, el suficiente para que el sector del taxi suspenda las protestas que se iniciaban mañana en la capital. La asociación mayoritaria, Élite Taxi, responsable de la convocatoria, tomó la decisión una vez que el Ayuntamiento de Santa Cruz atendió sus reclamaciones. Por un lado, la Mesa del Taxi aprobó rebajar el número de vehículos en la calle al 50%, tal y como demandaba el sector, que asegura que no hay trabajo para todos. “El Ayuntamiento se ha comprometido a que, en caso de haber algún cambio con respecto a la cantidad de taxis en la calle, será consensuado y decidido por los taxistas, tal y como venimos demandando desde que se nos impuso en Navidad que trabajara el 60% de los vehículos”, apuntó a DIARIO DE AVISOS el presidente de Élite Taxi, Miguel Ojeda. Así, a partir del lunes, trabajarán solo la mitad de los taxis.
La segunda de las reivindicaciones tiene que ver con el estudio del número de licencias reales que soporta la ciudad, y que está, según Élite, muy por debajo de las más de 700 actuales. Un estudio para el que Servicios Públicos anunció que ya se están dando los primeros pasos. Ojeda lamentó que el Consistorio acabe respondiendo siempre “a golpe de protesta”.

El camino al acuerdo se abrió con la celebración, ayer, de la Mesa del Taxi, en la que finalmente el Ayuntamiento aceptó la petición del sector de mantener el 50% de la flota en servicio. La Mesa del Taxi estuvo presidida por el primer teniente de alcalde y edil de Servicios Públicos, Guillermo Díaz Guerra, junto a los representantes de las entidades Elite, Radio Taxi San Marcos y la Asociación Tele Taxi Isla de Tenerife.
Díaz Guerra comentó que “se debatió acerca de la necesidad de reducir el número de taxis en la calle mientras que la situación económica sea desfavorable, como consecuencia de la pandemia, por lo que, a petición del sector, se reduce el número de licencias activas en la calle al 50%, alternando los días las pares con las impares”. El edil recordó que “estas decisiones necesitan una motivación técnica y económica, ya que si no se corre el riesgo que los decretos sean anulados por terceros, por lo que nos mantendremos en esta situación de manera transitoria hasta que la situación epidemiológica y económica sea favorable”.

“Ha quedado acreditado durante la reunión”, añadió Díaz Guerra, que “estamos cumpliendo el calendario actual por el que se rige el sector, que fue el propuesto por la asociación Élite Taxi y aceptado por el alcalde, José Manuel Bermúdez, y el responsable de Servicios Públicos, en una reunión que mantuvimos previa a la Navidad, por lo que nos es cierto que se haya impuesto”, defendió el edil.

Por otra parte, el concejal capitalino señaló que “en esta reunión se ha constatado, ante las tres asociaciones que representan a los taxistas de la ciudad, que desde el área de Servicios Públicos he encargado a los técnicos la contratación del estudio de la ratio de licencias en Santa Cruz, desde la semana pasada, adaptándolo a la nueva realidad, como es la aparición de nuevos vehículos de movilidad como patinetes, motos y coches de alquiler o compartidos”. Y añadió que “la contratación está ahora mismo en fase de licitación, y se espera que se entregue el resultado a ser posible durante el primer trimestre o como muy tarde antes del verano”.

Díaz Guerra destacó que “este estudio de la ratio de taxis es un compromiso que adquirimos al llegar al área de Servicios Públicos y se ha retrasado en el tiempo, ya que la situación de la pandemia no permitía tener una radiografía real de la situación económica del sector en la ciudad”. Y recordó que “el anterior estudio data del año 2015, que el sector del taxi lo dio por bueno, y que, por ello, se invirtieron millones de euros en retirar licencias, y que fue el anterior grupo de gobierno en el año 2020 el que dejó de dotar esa partida presupuestaria”.

Otro de los aspectos tratados fue el de la conversión de taxis de cinco a siete plazas, en el que Díaz Guerra puntualizó que “no se ha dado ninguna nueva licencia para taxis sino lo que se ha hecho desde el Ayuntamiento es conceder autorización a dos vehículos que pasen de cinco a siete ocupantes, lo cual favorece a las familias numerosas que hasta ahora se veían obligadas a coger dos taxis para sus desplazamientos”. Ante la acusación de ocultar ese hecho, el concejal manifestó que “se debatió en la Mesa del Taxi y se publicó al día siguiente”/Diario e Avisos

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link