Desde la Unión Sevillana del Taxi, la asociación mayoritaria del sector en la capital hispalense, han emitido un comunicado de prensa en el que manifiestan su disconformidad con varias informaciones de estas últimas semanas en determinados medios por parte de la patronal de la VTC sobre el Decreto Ábalos, la norma de carácter estatal que comenzará aplicarse a finales de este mismo año con el objetivo de equilibrar la proporcionalidad entre estos vehículos y los taxis, ajustándose de esta manera a la sentencia del Tribunal Supremo de junio del 2018. 

Por Carlos Rodríguez Expósito –

«Ante las repetitivas noticias que vienen apareciendo en los medios de comunicación por parte de representantes de supuestas asociaciones de vtc’s en las que quieren hacer ver la destrucción de empleos que supondría la entrada en vigor del Real Decreto Ley 13/2018, por el que todas las vtc’s pasarán a realizar sólo y exclusivamente servicios interurbanos; las asociaciones del sector del TAXI queremos dejar meridianamente claro lo siguiente: 

1. Este RDL vino a sustentar la sentencia del Tribunal Supremo Junio 2018 declarando el servicio público del TAXI como servicio esencial de interés general, y como consecuencia de la invasión en nuestras localidades de cientos de vehículos vtc’s, para hacer justicia, dotó de un periodo de 4 años para las amortizaciones oportunas de unas licencias que en la mayoría de los casos, fueron adquiridas en un oscuro mercado de información privilegiada a 40€ por licencia. 

2. En estos 4 años todo el peso de esas amortizaciones han recaído en el sector del TAXI, con la consiguiente merma en la explotación de la actividad, su rentabilidad y sus puestos de trabajo, que estoicamente hemos soportado, esperanzados en la entrada en funcionamiento de un R.D.L. que venga a poner sensatez en esta jungla en la que se ha convertido la movilidad urbana en éstos últimos años. 

3. Con la entrada de dicho RDL 13/2018 se aseguran en España la viabilidad de más de 125.000 puestos de empleo relacionados con el TAXI, directos e indirectos (autónomos titulares de licencia, personal asalariado, radio-emisoras, locutor@s, gestorías, talleres, etc.) En su inmensa mayoría, empleo estable que se perpetúa en muchos casos de padres a hijos y que constituye un verdadero tejido económico en las ciudades, tributando en España, ayudando orgullosamente a sostener éste tan valorado Estado del Bienestar del que todos los ciudadanos de este país gozamos: educación pública, sanidad de máxima calidad, pensiones para nuestros mayores y un largo etcétera, tan apartado del modelo vtc’s y plataformas multinacionales con sus empresas matrices en paraísos fiscales para eludir a través de la ingeniería financiera más sofisticada sus obligaciones para con sus conciudadanos». 

Del mismo modo, los taxistas sevillanos denuncian que las VTC «aseguran su impunidad en la movilidad de las ciudades respecto a sus responsabilidades, cuestionando permanentemente la autoridad competente para hacerles cumplir sus exiguas obligaciones. Haciendo declaraciones públicas poniendo en duda la formación de la Policía Local de los diferentes municipios y la potestad para regular su actividad» y aclaran: «El servicio del TAXI por el contrario, vive hiper-regulado por los diferentes ámbitos competenciales administrativos existentes: Leyes Nacionales, Reglamentos Autonómicos, Ordenanzas Municipales, etc».

Y avisan: «La supuesta destrucción de puestos de trabajo en su sector con la entrada en vigor de un R.D.L. que los regule, se hace con la única pretensión de engañar a la opinión pública y conseguir perpetuar su actividad «intrusa» por la vía de los hechos consumados y así, presionar a la clase política en la toma de decisiones. El sector del TAXI siempre ha sabido adaptarse a las nuevas circunstancias que las ciudades y sus habitantes han ido demandando en la movilidad, hemos competido con servicios de transporte colectivo como: bus, metro, tranvía, tren de cercanías, etc, pero jamás hemos visto menoscabada nuestra dignidad profesional como con la competencia desleal que sufrimos a diario». 

Por último, la Unión Sevillana ha enviado un mensaje de tranquilidad y ha tendido la mano a las trabajadoras y los trabajadores «lamentablemente precarios» de estas plataformas remarcando que la capacidad «razonable» del taxi para ir absorbiendo los empleos que queden vacantes a partir de la entrada del Real Decreto Ley 13/2018 a principios del Otoño 2022; unos como personal asalariado y otros como propietarios de sus propias licencias, «aportándoles una estabilidad laboral, que en su gran mayoría carecen trabajando para estos conglomerados de empresas, sometidos a empleos que en sus condiciones más bien se asemejan a la época de la primera revolución industrial»./EL COMÚN

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link