Los trabajadores del taxi de Las Palmas de Gran Canaria están preocupados por las nuevas restricciones que ha anunciado el Gobierno de Canarias para Fin de Año y el Día de Reyes. El Ejecutivo regional espera que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias avale el toque de queda para las islas en nivel 2 y 3 de alerta por covid en Nochevieja, Año Nuevo y la noche de Reyes.

Gorky Bethencourt, presidente de la Asociación Pro Derechos del Taxista Autónomo en Canarias, ha asegurado en los micrófonos de COPE Gran Canaria que limitar la movilidad y la circulación conlleva que este servicio público se quede parado una de las noches más importantes del año.

“No cabe duda que dentro de las economías más o menos planificadas que puede tener un taxista, el trabajo de las noches de esas fiestas y los días de esas fechas para los autónomos supone la paga extra de Navidad”.

Gorky Bethencourt insiste en que perjudicaría gravemente al sector que se estableciera un toque de queda, ya que de esta forma no sería legal que la población circulara por la calle. “Son fechas en las que renunciamos a estar con la familia y amigos por dos cosas: obtener una paga extra de Navidad y cumplir con la ciudadanía como servicio público por la alta demanda que suele haber en esas fechas señaladas”.

Otros años conseguir un taxi puede resultar una tarea complicada a partir de la 1 de la madrugada en la mayoría de ciudades el 31 de diciembre y el 1 de enero, sin embargo, este año temen que ni siquiera puedan salir a trabajar. “Entendemos que haya medidas sanitarias y vamos a respetarlas, pero esta podría perjudicar gravemente a la recaudación de los trabajadores autónomos de este sector”.

COPE



Source link