Los taxistas, ahogados por la subida del combustible: «Arrancar el coche te cuesta más de lo que vas a recaudar»



Desde este sector piden al Gobierno central soluciones: «Tiene un montón de margen para reducir el precio final»

«Si los precios siguen subiendo vamos a parar. Pero no con ánimos reivindicativos… Entendemos que si arrancar el coche te cuesta más de lo que vas a recaudar… estate quieto».

Una preocupación se cierne sobre el sector del taxi, que diariamente observa con incredulidad cómo escala el importe de los combustibles en las gasolineras. Alberto Andrés de la Fuente, presidente de la Asociación Gremial de Auto Taxi de Madrid, habla de «sorpresa consecutiva» y de «impotencia». De que «coger la manguera es más gravoso que el día anterior». Algo que ocasiona que «estemos mucho más estáticos en las paradas».

«Imagínate que a las 19.00 horas finaliza una feria en Ifema o llegan muchos vuelos al aeropuerto y yo estoy en Plaza de España. ¿Cómo me voy a desplazar, a estos precios, esos 20 kilómetros? No me compensa«.

Si antes llenar su depósito le costaba 45 euros, ahora no baja de 70 euros. De la Fuente aclara que «sacar 70 euros limpios en un día de trabajo roza lo imposible, por no decir lo utópico», y que ese montante «sale de nuestro bolsillo, de nuestra nevera o nuestra familia».

«A MUCHOS NO NOS LLEGA»

Una reflexión compartida por una gran parte de este sector. «Al llegar a casa, parte de tu recaudación se va al combustible. Eso hace que tengamos que buscar productos o alimentos más baratos. La gran mayoría somos autónomos, vivimos al día, y a muchos no nos llega».

Las tarifas de este gremio fueron negociadas con el Ayuntamiento de la capital y se aprobaron en octubre de 2021, para entrar en vigor este pasado 1 de enero. «En este periodo, el precio de cualquiera de los combustibles ha subido más de un 25%«.

Con el fin de recuperar algo de aliento y solventar esta coyuntura, De la Fuente pone sobre la mesa tres posibles soluciones: o una bajada del combustible, o una reducción de los impuestos del mismo, o que fuera el pasajero quien se hiciera cargo de esos incrementos. «Pero esto último no nos gustaría, sería una medida in extremis«.

Las últimas noticias no son mejores. A este portavoz le ha llegado que el GLP (gas liquado del petróleo) «va a pegar una gran subida la próxima semana». «Nos vemos muy agraviados y decepcionados. Muchos taxistas se esforzaron y compraron coches menos contaminantes, de GNP (gas natural comprimido) o GLP, que son más caros, pero ahora el precio de estos combustibles apenas se diferencian del diésel«, apunta este presidente, que manda un mensaje al Gobierno central: «O se implica o las flotas se irán parando. El Gobierno tiene un montón de margen para reducir el precio final que pagamos. No entendemos el por qué de esta situación si no hay escasez de suministros y el producto se compró a un costo más barato del que se comercializa…».

LOS VTC, MISMA PROBLEMÁTICA

Misma preocupación comparte su competencia, los VTC, aunque tal y como explica a este diario un empresario con nueve vehículos en su flota, su situación es más «delicada». «Nosotros tenemos que estar siempre en marcha, dando vueltas… Los VTC no son como los taxis, no podemos pararnos porque es ilegal al ser considerado como captación».

En sólo un trimestre, dice este empresario, han pasado de pagar 4.500 euros al mes a abonar 8.000 en gasolina, un incremento de más del 50%.

«Tenemos los coches activos las 24 horas. Nuestra idea es controlar un poco a los conductores, que no salgan de la M-30, salvo que les saque algún cliente», expone este empresario, pesimista a la hora de reivindicar alguna ayuda al Ejecutivo central: «Los pequeños tenemos muy poca fuerza. Hay cuatro gordos que son los que manejan, y el resto a la cola… Toca aguantar a que escampe el temporal«.



Source link