Los habitantes de Foncastín acudirán a votar en taxi en las elecciones de Castilla y León



Los 118 habitantes de este municipio no cuenta con mesa electoral por lo que tienen que desplazarse hasta Rueda para poder ejercer su derecho al voto. Y lo harán en taxi

769 mesas electorales se habilitarán este domingo en la provincia de Valladolid, 60 menos que en la anterior cita electoral. El dispositivo coordinado por la Delegación territorial de la Junta de Castilla y León es similar al de anteriores ocasiones, con la colaboración de Policía Local, Nacional y Guardia Civil que velarán por que todo salga bien.

Y a ese dispositivo hay que añadir los autobuses que se habilitarán en la provincia para que los habitantes de las ocho pedanías de Valladolid puedan también ir a votar, ya que en ellas no habrá urnas donde depositar las papeletas. Augusto Cobos, Delegado Territorial de la Junta, explica a la Cadena SER que este servicio va dirigido a aquellas personas que quieran ejercer su derecho al voto y que no puedan hacerlo: «Que tengas garantizado ese derecho y que cualquier ciudadano de la provincia pueda votar el domingo».

Han sido los propios alcaldes de los municipios afectados quienes han comunicado a la Junta los horarios y rutas a seguir, de forma que algún vehículo podría prestar servicio a varias pedanías conforme a lo establecido por los consistorios.

Una de esas pedanías vallisoletanas sin urna es Foncastín, de apenas 118 habitantes, que deberán trasladarse hasta Rueda, cuya alcaldesa, Dolores Mayo, ha conseguido que la Delegación Territorial habilite taxis, y no autobuses: «En vez de ser de autobús, que es muy grande y en pandemia a la gente le da miedo, les he pedido un servicio de taxi, y la empresa que pone los autobuses pondrá un servicio de taxis que recogerá a la gente en dos horarios, por la mañana y por la tarde, aunque si hay demanda podrán hacer más viajes».

Sin embargo, ganada esta batalla, la alcaldesa se fija objetivos más ambiciosos. Mayo querría que este sistema de taxis se prolongara en el tiempo, de forma que diera servicio al municipio y su pedanía también para otros asuntos como la sanidad: «Votar es importante, pero la sanidad es lo más importante, y cuando tenemos que ir al médico tenemos que sacarnos las castañas nosotros solos». Añade que es paradójico que se pongan taxis para votar y que al lunes siguiente no hay posibilidad de acudir al médico para hacerse una analítica.

«Es verdad que hay un servicio de transporte a la demanda, pero son días concretos y en momentos puntuales, y para el médico tú no eliges ni el día ni la hora», ha sentenciado la alcaldesa.



Source link