Los asalariados del taxi de Ceuta se reúnen en una asamblea para hacer balance del año



El pasado sábado han celebrado una asamblea para dar a conocer las cuentas anuales, así como los objetivos logrados este último año y las metas para 2022

La Asociación de Trabajadores Asalariados del Taxi de Ceuta (A.T.A.T.) se ha reunido este sábado en el salón de actos del edificio sindical para hacer balance y dar datos de las cuentas anuales a los distintos integrantes de la asociación. Esta entidad nació hace justamente un año y su primera asamblea se llevó a cabo el 3 de enero en este mismo lugar. Ellos mismos han reconocido que ocupan ya el 60% de los trabajadores del taxi aproximadamente, con 125 trabajadores inscritos en la asociación. Además concretaron que en estos momentos hay algo “más de 3.000 euros” en la cuenta.

“El objetivo de esta asamblea es reunir a los compañeros para echar las cuentas del año, ya que se paga una serie de cuotas, y para que vean de dónde han provenido los distintos gastos”, ha explicado a El Faro, Francisco Manuel Toledo, presidente de la asociación.

En esta misma asamblea se han dado a conocer los objetivos logrados durante este primer año, y las metas marcadas desde la asociación para seguir creciendo en 2022 y hacerse fuerte en el sector. “Uno de los objetivos logrados es que se hayan modificado las ordenanzas con propuestas que propusimos al Gobierno, así como la ayuda económica que hemos recibido los compañeros. El objetivo próximo que persigue la asociación es recibir más ayudas para paliar las grandes pérdidas que ha tenido el sector del taxi, además de intentar firmar un convenio colectivo con la patronal. Ha habido un cambio en la patronal y vamos a aprovechar ese permuta para plantear lo que queremos”.

A pesar de que las restricciones se hayan eliminado casi al completo, el presidente de la asociación valora este año como “muy difícil” ya que no han trabajado al ritmo que lo hacían antes de que llegara la pandemia en marzo de 2020. “El año ha sido muy difícil y las pérdidas han sido bastante grandes. No ha habido esa movilidad normal, por lo que no hemos ingresado lo que deberíamos. En definitiva ha sido un año complicado para el sector del taxi”.

Por último, desde la asociación de asalariados del taxi insisten en la necesidad de contar con un local por lo que han solicitado al Ayuntamiento una subvención para sufragar ese gasto, aunque todavía están a la espera de una contestación por parte del Ejecutivo local.

Asimismo, la asociación trató la incorporación en el organismo si lo desean de los autónomos colaboradores o personas jubiladas para formar parte de “esta gran familia”. La idea es cada vez formar a más personas.

El Faro de Ceuta



Source link