Con licencia municipal en Abanilla, prestan servicio 24 horas a los ciudadanos que precisan desde acudir a una cita médica hasta ir de fiesta, a restaurantes o de viaje

Su llegada al mundo del taxi se remonta 15 años atrás, cuando Fuensanta se incorporó al negocio familiar que inició su marido 12 años antes.

Con licencia municipal en Abanilla, prestan servicio 24 horas a los ciudadanos que precisan desde acudir a una cita médica hasta ir de fiesta, a restaurantes o de viaje.

Sobre el futuro del sector, la profesional aboga por que haya un cambio de mentalidad en la sociedad que logre un avance en la paridad de este oficio y, por ende, acabe con el prejuicio de que se trata de un trabajo de hombres./La Verdad

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link