Las obras se ejecutarán a partir del 9 de mayo, alargándose todo el mes de junio, y se actuará en cinco vías no operativas

La zona norte del paseo de la Castellana va a cambiar por completo en los próximos años. Con Madrid Nuevo Norte, el aspecto y la vida en esta zona se va a transformar, y uno de los ejes principales de este proyecto es la remodelación de la estación Madrid Chamartín-Clara Campoamor, donde su plaza exterior contará con más vías destinadas a la alta velocidadnuevas zonas para los viajeros y se incrementará la capacidad para los taxis, entre otros.

Así lo ha adelantado Adif Alta Velocidad, que con estas primeras actuaciones, antes de su remodelación integral -que surgirá de un concurso global ya en marcha- esperan evitar cortes de circulación, una vez abra el túnel que conecta esta estación con Atochay así convertir a Chamartín «en un hub de transportes referente internacional de diseño y sostenibilidad«, sostienen.

Las obras de remodelación, que comenzarán el próximo 9 de mayo y se prolongarán durante todo el mes de junio, en la cabecera sur de la playa de vías de alta velocidad/ancho estándar, que todavía no se encuentran operativas, consistirán en la demolición de voladizos sobre la vía 17; la realización de cimentaciones profundas, con pantallas de 25 metros de profundidad y sus correspondientes vigas de atado, y pilas bajo las vías 18, 19, 20 y 21 y la retirada y reposición de instalaciones ferroviarias. La vía 16, por su parte, queda operativa para formación de maquinistas y posibles pruebas adicionales.

La ejecución de estas nuevas infraestructuras marca el comienzo de la adecuación y ampliación de la losa de plaza exterior, bajo la que discurrirán las nuevas vías 22, 23, 24 y 25 de la estación, con las que se pretende dar respuesta al incremento previsto de la demanda de viajeros. La estación pasará así a contar con un total de 25 vías, 12 de ellas para circulaciones de ancho estándar.

La nueva plaza exterior de Chamartín permitirá, asimismo, la reordenación de tráficos, el aumento de la capacidad de la bolsa de taxis, el incremento de las zonas peatonales y la creación de una marquesina para taxis y edificio para consigna.

La estación de Madrid-Chamartín-Clara Campoamor canaliza tráficos y presta servicio de Cercanías y de media y larga distancia, tanto convencional como de alta velocidad. Durante la ejecución de estas obras, se mantendrá el servicio ferroviario y la atención que se presta los viajeros.

Nuevas zonas para viajeros

Posteriormente, la estación y su entorno seguirán transformándose con una remodelación total de su vestíbulo y su ampliación para abarcar y conectarse con las nuevas vías y andenes, que se montarán hacia el lado este. El edificio de viajeros estará compuesta por tres zonas: una de embarque para alta velocidadotra para el Cercanías, con acceso a través de tornos, y la tercera con vestíbulo común en forma de gran pasillo longitudinal.

Esta última zona pretende ser el pulmón de la estación y principal vía de movimiento de viajeros y usuarios. Con una anchura de 18 metros, «contará a un lado con locales comerciales» y al otro, «con las distintas zonas de embarque y espera«, detalla Adif.

Las obras, adjudicadas en diciembre de 2021 a la UTE integrada por Vías y Construcciones, Comsa, Azvi y Constructora San José, representan una inversión de 206,9 millones de euros y un plazo de ejecución de 60 meses. Las actuaciones incluyen la realización de otras obras complementarias, como es la construcción de una conexión subterránea con el vestíbulo de Cercanías y con el Metro de Madrid.

20 minutos



Source link