Taxi de Madrid

Antes los taxis eran de color negro y ahora son blancos con una franja roja, ¿a qué se debe este cambio?

Irene Picazo

Antes de la llegada de Uber, Cabify y Bolt, Madrid estaba plagado de taxis y si ibas a cualquier punto céntrico de la ciudad, como es el caso de la Estación de Atocha, el aeropuerto de Barajas o Plaza de Castilla, seguro que te has fijado en que hay miles y miles de ellos que pasan por allí a lo largo del día.

Estos taxis, en la actualidad, son de color blanco con una franja roja. Sin embargo, durante los años 20 podían ser casi de cualquier color mientras una franja (blanca, roja, amarilla o azul) sirviese de distintivo del precio que ofrecían. Años después, a partir de los 50, los taxistas de Madrid estaban obligados a pintar sus coches de negro en la mitad superior, azul oscuro en la mitad inferior y en el medio una franja rojo bermellón.

¿En qué momento pasaron a ser de color blanco y qué significan estos colores? El antiguo alcalde de Madrid Enrique Tierno Galván impuso la Ordenanza Reguladora del servicio de Vehículos de Alquiler con Aparato Taxímetro, que se aprobó el 27 de junio de 1980, e indicaba lo siguiente: «Los vehículos irán pintados de color blanco, llevando en las puertas delanteras una franja en diagonal de color rojo, de 10 centímetros de ancho, de derecha a izquierda, iniciando el trazo a partir de la parte más próxima a la luna delantera».

Además, también ordenó que «sobre dicha franja deberá ostentar el escudo de Madrid y en la parte inferior de la misma el número de licencia«. Sin embargo, este cambio de color en los taxis, del negro al blanco, no fue totalmente inmediato, si no que tenían un plazo de cinco años. Fue entonces a partir de 1985 cuando los taxis madrileños ya eran como los conocemos hoy./La Sexta

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link