Alegó que se fue del lugar porque vio a la menor levantarse y supuso que estaba bien

OLAYA SUÁREZ

La Policía Nacional ha identificado al taxista que el sábado atropelló a una niña de 12 años en La Arena, Gijón, y abandonó el lugar de forma inmediata, sin prácticamente detener la marcha, según los testigos.

El hombre alegó ante los agentes que no se bajó del coche porque vio que la niña se levantó del suelo tras golpearla en un paso de cebra y supuso que estaba bien. Será ahora la jueza de guardia quien determine si existió un delito de omisión de socorro a la menor.

El accidente se produjo el sábado a las 14 horas en el cruce de las calles Manso y Aguado. La niña cruzaba por un paso de cebra sola, de camino al kiosco, cuando fue golpeada por el taxi. Cayó al suelo y fue auxiliada por testigos, que la acompañaron al bar cercano en el que estaban sus abuelos. Sufrió raspaduras superficiales.

El taxista fue abucheado por los testigos cuando se marchó sin ni siquiera bajar del coche. La familia pidió ayuda para lograr identificarle./El Comercio

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link