Taxis aparcados en la parada principal, situada en la Avenida de Galicia. L.A.R.

A día de hoy hay 29 profesionales, que pueden amortizar las plazas

LUIS A. RODRÍGUEZ

  • La nueva ordenanza del servicio de taxi de Monforte ha entrado en vigor. Enmienda una aprobada en el año 2005 y la completa, pues la anterior contenía un articulado que apenas ocupaba dos folios. La que ya está operativa y publicada en el Boletín Oficial de la Provincia multiplica esas páginas por diez. De todo lo completado en el reglamento llama la atención que se consideren excesivas las licencias existentes, un total de 29; destacando que una ley de la Xunta fija en 17 las necesarias para Monforte, que el Ayuntamiento ha redondeado en 20.
  • Taxistas y administración local mantuvieron numerosas reuniones para analizar cómo se podrían amortizar esas nueve plazas que sobran según el ratio oficial de una licencia por cada 1.100 habitantes. El Ayuntamiento, en su ordenanza, habla de una amortización de carácter voluntario por jubilación u otras circunstancias que impidiese a un taxista ejercer su actividad.

PODRÁN VENDER. Así, desde el equipo de gobierno monfortino señalaron que el profesional que cese podrá llegar a un acuerdo con el resto de sus compañeros para que le paguen la licencia, valorada en la ciudad del Cabe en unos 40.000 euros. Al amortizar esa plaza, el resto de los taxistas tendrían, en teoría, más trabajo al haber menos competencia.

«El nuevo reglamento, que ya entró en vigor, sustituye a uno de 2005«

En caso de que no se llegase a ese acuerdo común, el propietario podría, según las fuentes municipales consultadas, vender su plaza a un tercero para que continuase con la actividad, como se lleva haciendo desde siempre tanto en Monforte como en el resto de las ciudades españolas.

Y es que a pesar de la existencia de ordenanzas locales y de leyes autonómicas y municipales, el mundo del taxi sigue siendo, según reconocen los propios profesionales, un sector de muy difícil regulación en cuanto al traspaso o venta de licencias.

EL REGLAMENTO. La nueva ordenanza recoge, en cuanto a las paradas, que los teléfonos de recepción de llamadas pasarán a ser de titularidad municipal y que estarán al servicio de todos los profesionales del sector. Además de las existentes en la Avenida de Galicia, el hospital comarcal y la estación de Adif y autobuses, se habilitará una frente al centro de salud.

Los vehículos destinados al servicio de taxi serán de color blanco y deberán lucir en un lateral el escudo municipal.

El Ayuntamiento se reserva la potestad de utilizar la parte trasera de los vehículos en momentos puntuales para campañas de publicidad institucional, que de llevarse a cabo no supondrán gasto alguno para los taxistas. También se autorizará la colocación de publicidad no institucional en los laterales y en el frontal de los taxis, siempre que haya una comunicación previa al Ayuntamiento. Esa publicidad no podrá afectar a la visibilidad del escudo municipal ni a la del número de licencia.

Los representantes de las asociaciones de taxistas comunicarán antes del 15 de diciembre el cuadro de turnos para el año siguiente en el que deberá figurar la cobertura de las diferentes paradas, incluidas las guardias nocturnas./EL PROGRESO

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link