Un Taxi Tesla en Valencia

Un estudio de la Universidad de Navarra concluye que una mayor competencia induce a las empresas a adoptar energías sostenibles. 

Miguel Elizondo

La lenta transición entre vehículos de motorizaciones térmicas a eléctricas en España hasta el momento ha estado marcada por la falta de elementos tractores. Desde hace años, industria del automóvil señala la necesidad de que las flotas de vehículos tanto de transporte público como de la administración aceleren en la renovación de modelos para impulsar un cambio que luego continúe en otros segmentos de la sociedad.

Frente a esa ausencia de medidas de impacto, el desarrollo del sector de las VTC parece decidido a ser uno de los primeros en liderar esta tendencia. Así les señala una investigación llevada a cabo por Raúl Bajo y Miguel Ángel Borrella, profesores de la Facultad de Económicas de la Universidad de Navarra. Su último estudio concluye que la entrada de competencia aumentó un 30% la compra de coches de emisiones reducidas entre taxistas en España

En el trabajo han estudiado, a partir del caso concreto del sector del taxi, la relación existente entre la competencia de mercado y la adopción de medidas respetables con el medioambiente. Para llegar a esta conclusión, estudiaron la entrada en España de vehículos VTC entre diciembre de 2014 y febrero de 2020.

Sobre una base de datos de más de nueve millones de coches, analizaron más de 46.000 compras por parte de taxistas, más de 60.000 ventas de segunda mano y más de 50.000 operaciones de baja por parte de este colectivo.

44 áreas metropolitanas

El estudio se ha realizado en un total de 44 áreas metropolitanas españolas con más de 100.000 habitantes y el resultado es homogéneo en cada una de estas ciudades. «Madrid, Valencia y Barcelona son casos peculiares por las políticas agresivas de zonas de baja emisión, pero en el caso de los dos primeros las conclusiones son las mismas. El caso de Barcelona es un tanto especial por la entrada y salida de Uber en ese periodo de tiempo», apunta Bajo.

Las ciudades de Barcelona, Madrid y Valencia se han analizado de forma independiente, porque la hipótesis puede «contaminarse» si se tienen en cuenta otros factores, como la instauración de Madrid Central, la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona y València Central. Además de regulaciones sucesivas que han modificado el consumo de VTC, como la obligatoriedad de esperar quince minutos antes de poder disfrutar el servicio.

La investigación surge en un momento en el que la Unión Europea debate, dentro del European Green Deal, si las políticas de competencia deberían relajarse para que las empresas puedan lograr sus objetivos medioambientales.

Capacidad de inversión

«Por una parte están los partidarios de que las compañías tengan cierto poder de mercado y un margen de beneficios que les permita invertir en energías renovables, y por otro los que abogan por la competencia. En este sentido, nuestro estudio ha demostrado que, dados los incentivos correctos, una mayor competencia favorece la inversión en esas energías o tecnologías ‘limpias’ que respetan el entorno para ahorrar costes y ser más eficientes», señala Raúl Bajo.

«Con la presencia de estas plataformas observamos un aumento entre la distribución de vehículos ecológicos entre los taxistas, a la vez que disminuye la compra de coches ‘sucios’», afirma Bajo, que también pertenece al Instituto Cultura y Sociedad de la propia universidad. El efecto contrario se observa en aquellas ciudades en las que era muy poco probable la entrada de estas compañías.

«Si una empresa no tiene competencia, generalmente, no se preocupa tanto por ahorrar. En el caso del taxi, lo óptimo para el conductor sería tener un vehículo ‘verde’, pero si no existe esa amenaza externa de la competencia, no se lo plantea», concluye Bajo.

Para descartar que la venta de coches verdes entre taxistas aumentase por un factor de precio, se estudió esta vía hasta identificar que el precio de los taxistas no cambiaba sustancialmente en las ciudades consideradas. También que el precio de los coches eléctricos e híbridos es similar y que no se ha observado esta tendencia en alza en otros sectores, como el de alquiler de coches o coches de autoescuela./INVERTIA

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link