El taxista afectado por el accidente provocado por Gonzalo Plata concedió este viernes una entrevista, en exclusiva, a Radio Marca Valladolid en la que comentó, desde su perspectiva, lo acontecido en la mañana del miércoles.

Un miércoles cualquiera para un taxista que iba a realizar el último servicio de su jornada de trabajo. Víctor Calvo de 41 años y con 23 años de profesión a sus espaldas estaría involucrado en un grave accidente, pero también en unos de los escándalos más grandes en la historia del Real Valladolid. Tras cruzar perpendicularmente la calle López Gómez desde Fray Luis de León, un impacto cambiaría su vida. El coche del veterano taxista impactó contra la cristalera de la Óptica Trimiño tras colisionar con un coche que se saltó el semáforo en rojo. En ese momento, Víctor no se planteó que el conductor del otro coche fuese uno de los futbolistas más mediáticos del Real Valladolid, Gonzalo Plata. El gran afectado de este incidente automovilístico recuerda con detalle el episodio.

«Afortunadamente lo recuerdo todo. Venía de Fuente Dorada, Cánovas del Castillo…y Fray Luis de León. Hasta el cruce de López Gómez. Lo que no me acuerdo es adonde llevaba a la chica. Eso no me acuerdo. Sí que la cogí en la Calle Capuchinos. Tengo costumbre de mirar siempre en los cruces, sobretodo si es peligroso. Vi el morro del Mercedes blanco, que venía súper rapidísimo y ya supe que me iba a dar«, explica Víctor, todavía con el susto en el cuerpo.

Tras el accidente, y después de salir del vehículo ayudado por los municipales, que tuvieron que romper la luna del taxi, le entraron los nervios. «Sólo pude preguntar a la chica que cómo estaba. Hacía mucho frío, yo iba en manga corta porque siempre voy en el coche así, con la calefacción. Hay una testigo a la que también le pregunté por lo que había pasado. Yo estaba preocupado por cómo iba a demostrar que había pasado yo en verde y él en rojo. La chica me dijo que vio que iba a más de 85 por hora y que se había saltado el semáforo. Eso me tranquilizó».

«Vi el morro del Mercedes blanco, que venía súper rapidísimo y ya supe que me iba a dar»

Afortunadamente, el incidente no acabó en tragedia, pues según comenta el propio Víctor, la pasajera no llevaba cinturón y por esa razón salió disparada hacia delante tras la colisión. Un hábito que, pese a la insistencia de los taxistas, siguen realizando los propios pasajeros. Víctor es consciente de que el impacto pudo haber sido mucho peor para ambas partes. «Hemos tenido mucha suerte. El impacto está en la puerta de detrás de mí. Si ese impacto me da a mí en la puerta, no sé que hubiera pasado. Y si la chica se sube en la otra puerta y no en diagonal a mí…tampoco. El impacto fue brutal. Venía muy rápido el chico y ni frenó. He vuelto a nacer».

La conversación de Víctor y Gonzalo Plata

El Real Valladolid buscó contactar con Víctor para trasladar sus disculpas por lo acontecido. Tal y como comentó Gonzalo Plata en la rueda de prensa posaccidente, tuvo una conversación con el taxista de 41 años. Una llamada que fue corta y a la que, inicialmente, no quiso participar el taxista.

«Ayer me llamaron del Real Valladolid y se disculparon. Me dijeron que el chico quería hablar conmigo. Yo no tenía muchas ganas, pero hablé con él y simplemente le dije que eso no se puede hacer. A mí no me pertenece darle una reprimenda», explicó el propio Víctor.

Pese a la traumática experiencia, Víctor Calvo espera volver al trabajo en las próximas semanas, pero también que el seguro le reintegre la totalidad de su Toyota Prius. «El coche tiene cuatro meses y lo estoy pagando. Por lo menos en el futuro podré pagar otro. Quiero volver a trabajar cuanto antes«.

Unas declaraciones de uno de los afectados de un accidente que pudo haber sido una gran tragedia y que sirve para recordar que la vida se puede truncar en cualquier momento. Un suceso que marcará un antes y un después en la vida de tanto Víctor Calvo como de Gonzalo Plata.

El coche del taxista afectado por el accidente provocado por Gonzalo Plata.
El coche del taxista afectado por el accidente provocado por Gonzalo Plata.

/El Desmarque

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link