Protestas de los taxistas en Valencia.E.M.

La Federación Sindical del Taxi luchará «con todos sus medios» para evitar que pueda prestar servicio con taxis en Valencia

INMA LIDÓN

Nueva guerra de los taxistas con la plataforma Uber tras anunciar que vuelve a operar en Valencia. La plataforma renunció a operar a través de vehículos con conductor (VTC) en mayo de 2019 tras un decreto ley de la Generalitat Valenciana que obligaba a contratar estos servicios con 15 minutos de antelación. En esa ocasión, el pulso se lo ganó el sector del taxi, movilizando contra la operadora, que ahora ha cambiado su sistema y ha levantado de nuevo en armas a la Federación Sindical del Taxi de Valencia y Provincia.

Uber se ha convertido a partir de este jueves en una plataforma de intermediación entre cliente y taxista, que solo tendrá que darse de alta en la plataforma para empezar a operar. El servicio podrá solicitarse desde cualquier punto de la ciudad con tan solo pulsar un botón en la app y el precio del viaje lo marcará el taxímetro. Una vez el taxista introduzca el precio final en la aplicación al finalizar la carrera, el usuario podrá pagar a través de las misma.

Bajo este nuevo formato ya opera en Madrid, Barcelona y Málaga. En la capital, 2.000 taxistas se han dado de alta en el año que lleva en funcionamiento y, como único requisito, deben cumplir con unos estándares de comodidad, seguridad y limpieza, ya que durante los tres primeros meses, no pagarán tasa de servicio. Según datos de la plataforma, realizan, de media, el doble de servicios que los que operan a mano alzada.

Desde Uber conciben esta vuelta como «una apuesta por trabajar con el sector del taxi y contribuir a la recuperación del sector», según palabras de su director, Juan Galiardo. Sin embargo, los taxistas no lo ven de la misma manera.

La Federación Sindical del Taxi ha respondido al regreso de Uber con una amenaza a sus asociados: «Si tenemos pruebas de que un taxista afiliado a la Federación trabaja para Uber, iniciaremos un expediente de expulsión de forma inmediata», asegura la junta directiva en un comunicado, que también hace un llamamiento a la calma ante posibles incidentes. «Que ningún compañero se deje llevar por los nervioso. Si se constata que algún taxista trabaja para Uber, que simplemente le traten de convencer con argumentos del error».

Para los taxistas, «Uber solo quiere ganar dinero, y le tiene sin cuidado hacerlo a costa de aspectos tan importantes como la fiscalidad, la seguridad o la legalidad. Será un perjuicio a corto y largo plazo». Además, anuncian que la Federación «luchará con todos sus medios para evitar que Uber pueda prestar servicio con taxis en Valencia»./El Mundo

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link