“Es otra muestra de castigo hacia el interior, hacia los que menos tienen, que hoy en muchos casos desconocen que la izquierda les ha quitado esa línea de ayudas y otros, ante la noticia, van a tener que recurrir a recursos propios para financiarla”. Así lo constata Aguilella, después de entrevistarse con decenas de alcaldes del interior de Castellón “que ya han dado por hecho un recorte en las inversiones para el pueblo”.

Toga, Canet lo Roig, Vall d’Alba o Jérica acudirán a recursos propios para financiar el servicio y asegurar “que sus mayores, que son en su mayoría los que emplean este transporte, siguen disfrutando de un recurso creado por el PPCS y desmantelado por el PSOE”. “Cuesta entender que aquellas prestaciones que son útiles y que funcionan acaban atacadas y suspendidas por la izquierda. Porque en la práctica a quien se ataca es al interior, precisamente al que se deberían fijar una mayor protección con recursos como este que no solo garantiza calidad de vida y servicio, es que ejerce de dique de contención frente a la amenaza de la despoblación”, ha considerado Aguilella.

El Confidencial



Source link