Fachada del local donde se produjo el ataque.
  • El detenido es un habitual del local que mató presuntamente a las dos personas tras una discusión
  • Un testigo le sitúa además dentro del establecimiento donde aparecieron los dos cuerpos ya de madrugada

Un taxista español,  de 52 años, asiduo al local y que tras acabar con la vida de dos personas dentro del bar La Espuela de Parlase dejó las llaves de su vehículo dentro mientras intentaba prender fuego al local antes de escapar. Esos son los datos del principal sospechoso del suceso que el pasado martes conmocionó a la ciudad madrileña de Parla, tras el descubrimiento de dos cuerpos en un bar de la localidad. PUBLICIDAD

Según confirman a NIUS fuentes conocedoras de la investigación, esas llaves fueron la principal prueba que apuntó al ahora detenido, en un crimen que la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha resuelto en 48 horas. Ahora, los investigadores trabajan con la tesis de que el fallecimiento de los dos hombres, el dueño del bar y un amigo que también frecuentaba el local, se debió a una riña entre los tres a altas horas de la noche que acabó con el taxista matando a estas dos personas. 

Según las mismas fuentes, además de las llaves, habría un elemento más en su contra desde las primeras horas: la declaración de al menos un testigo que confirma la presencia de esta persona junto a los dos fallecidos en el bar ya de madrugada. 

Actuó solo

En un primer momento, los agentes encontraron restos de un incendio que afectó de forma leve a algunos elementos del bar como una de las persianas, por lo que la primera tesis fue que los fallecidos podían haber perdido la vida a causa de una explosión dentro del local. Pero eso quedó pronto descartado, ya que la plancha del establecimiento era eléctrica y los cuerpos de los dos fallecidos presentaban evidentes signos de haber sufrido un ataque. PUBLICIDAD

Desde ese momento, los investigadores de la Policía Nacional trabajaron con la tesis de que ambos habían muerto a manos de una tercera persona, que después trató de prender fuego al establecimiento y a los cuerpos de las dos víctimas para tratar de borrar sus huellas. No lo consiguió. Ahora, los agentes dan la investigación por cerrada al considerar que el ahora detenido actuó solo y no con la participación de terceras personas./NIUS

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link