El taxi de Ciudad Real solicita una subida de la tarifa interurbana debido a la subida de los carburantes



El sector plantea un alza «moderada» que trasladará en enero a la Consejería de Fomento, mientras que los taxistas de la capital no prevén cambiar los precios

Para el sector del taxi, sobre todo el rural, la subida de los precios del carburante está suponiendo una losa cada vez  más pesada y obligará al colectivo a plantear una subida de la tarifa interurbana para el año que viene. Así lo puso de manifiesto a La Tribuna el presidente de la Federación Regional del Taxi, el ciudadrealeño Manuel García, quien recordó que los precios no se han tocado desde 2018 y que, pese a que han estado aguantando para evitar subirlos, conocedores de que «hay mucha gente que lo está pasando mal», argumentan que ya no pueden más. «No nos queda más remedio», aseveró García, quien agregó que todavía no saben el porcentaje de incremento que solicitarán a la Consejería, puesto que deben analizar aspectos como el IPC, pero que tratarán que sea «razonable y moderada». La pretensión de la Federación Regional del Taxi es proponer esa revisión de precios a la Consejería de Fomento en enero, una vez que pasen las fiestas navideñas, para que, en el caso de que se dé el visto bueno por la Comisión de Precios, pueda aplicarse a partir de los meses «de marzo o abril».

La petición de actualización de la tarifa interurbana es respaldada por la Asociación Provincial del Taxi de Ciudad Real, cuyo presidente, Juan José Sansebrín,  explicó que se aplicará a todos los trayectos que excedan los propios términos municipales.

Asimismo, detalló que la petición de subida está motivada por el aumento del coste que está sufriendo el sector no sólo en el carburante, también en materias primas derivadas del petróleo como es el caso del aceite, los neumáticos o los gastos relativos al mantenimiento de los vehículos. A ello se suma, apostilló, la mayor carga impositiva que sufren los autónomos, que son mayoría en este colectivo.

Por todo ello, aseguró que es «insostenible» el mantenimiento de la tarifa actual, de 0,61 euros por kilómetro. «No puede ser una subida fuerte, pero hay que hacer algo porque si no es insostenible», dijo Sansebrín poniendo de relieve que el taxi sufre las mismas consecuencias del aumento de costes que el transporte de mercancías. En concreto, estiman que el carburante puede suponer un tercio del gasto total de estos vehículos. «No hay ayudas específicas para el taxi y no nos hemos podido acoger a las ayudas estatales para los autónomos por los requisitos tan exigentes de las convocatorias», lamentó.

tarifa en la capital. Por lo que respecta a la tarifa urbana de la capital, la que se aplica para los desplazamientos dentro de la ciudad, no experimentará cambios, según aseguró su presidente local, José Manuel Sánchez, quien indicó que en este caso las fija «el Ministerio» y «no se prevé subirlas».

La Tribuna de Ciudad Real



Source link