Protesta del taxi contra el aumento de las VTC en Málaga

Los datos elevan a 2.296 las autorizaciones vinculadas a la provincia, tres más que el mes pasado. La ratio respecto al taxi es de 1,17, la menor de toda España.

Sebastián Sánchez 

El crecimiento de las licencias de VTC vinculadas a la provincia de Málaga empieza a amortiguarse de manera evidente. Tras varios años en los que la presencia de estos vehículos con conductor aumentaba de manera continuada, los últimos datos registrados por el Ministerio de Transporte constatan un estancamiento. A fecha del pasado 1 de diciembre, la flota está integrada por 2.296 turismos, tres más que el mes anterior.

Pese a ello, Málaga se mantiene como el territorio nacional en el que más vehículos de este tipo existe en proporción a los taxis disponibles, que son 2.697. Esto hace que la relación sea de 1,17 VTC por cada taxi. Muy lejos del 1/30 exigido por la legislación actual.

Si bien estos son los valores contenidos en las estadísticas oficiales, la realidad es que el número de Uber o Cabify, que son las dos empresas más punteras del sector, que pueden estar funcionando en territorio malagueño puede ser superior. Y ello es porque propia normativa autoriza a vehículos de alquiler con conductor de otras zonas de España puedan desarrollar un 20% de su actividad fuera de su territorio.

Los valores actualizados vuelven a constatar hasta qué punto las empresas de las VTC se sienten atraídas por Málaga. Bien es cierto que no es la provincia donde más licencias hay, pero sí en la que la proporción respecto a la flota de taxis es menor.

La capital española donde más VTC sigue siendo Madrid, con 8.194 (154 más que el mes pasado), mientras que los taxis son 15.760 (dato que desciende). Esto hace que por cada taxi haya 1,92 VTC; en Barcelona hay 2.732 (+24) vehículos de alquiler con conductor, frente a 12.102 taxis, resultando una ratio de 4,3.

En Sevilla, donde la flota de taxis es de 2.347, son sólo 455 (+3) las autorizaciones de VTC, y en otro territorio marcado por el turismo, como Islas Baleares, son apenas 416 las VTC registradas, frente a 2.522 taxis.

La dimensión del fenómeno hay que medirla con la perspectiva de los años. Al cierre de 2020, pese a la crisis sanitaria del Covid, las autorizaciones en Málaga eran 1.884; a finales de 2019, 1.650, y en 2018 el dato era de 1.184. Es decir, respecto al ejercicio pasado se ha producido un aumento de 412 autorizaciones, lo que supone un 22% de aumento.

Todo ello en un escenario marcado por la sentencia del Tribunal Supremo que recogía la necesidad de establecer una proporción de 1 taxi por cada 30 VTC. Una relación que se aleja de la realidad vigente en todo el territorio nacional, pero de manera más acentuada en Málaga./El Español

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link