El contencioso aún no se ha resuelto, sólo la solicitud de medidas cautelares, aunque cabe la presentación de recurso ante el Tribunal Supremo.

Tal como ya se resolvió en primera instancia, el Tribunal Superior de Justicia de Balears sostiene que el requerimiento del Consistorio a la asociación de taxistas que preside Alejandro Cardell «no puede producir ningún daño real» sobre este colectivo porque lo que hace es «recordar o aclarar lo que establece la normativa en relación a la prestación del servicio del GPS».

Pendientes del Consell

«El alegato del recurrente en defensa de los taxistas de otros municipios de la isla no es admisible porque el convenio afecta a los de Vila, por lo que dicho derecho no les corresponde», agrega el fallo de este alto tribunal.

El segundo teniente de alcalde insiste en que, mientras el Consell de Eivissa no actualice la orden insular de carga y descarga que afectal al sector del taxi y recoja las condiciones de prestación del GPS, el servicio que opera en Vila no puede utilizarse para pasar carreras a taxistas de otros municipios.

El origen

La denuncia del segundo operador del GPS de Vila

El Ayuntamiento de Eivissa advirtió en su momento a la asociación mayoritaria de taxistas que tenía que cumplir la normativa y no dar servicios de GPS a taxistas procedentes de otros municipios después de que el segundo operador de GPS del municipio (Nitax) denunciara el perjuicio que sufría.

Las consecuencias 

Nitax se queda sin taxis a los que prestar servicio

La situación de desventaja con la que operaba la empresa Nitax provocó la pérdida de taxis, que para no perder carreras se vieron forzados a contratar el servicio de la asociación mayoritaria de Vila.

La aprobación de una nueva orden de carga y descarga acumula un largo retraso por las dudas sobre si corresponde hacerlo al Govern balear o al Consell. Ahora se está a la espera de que el Consell Consultiu emita un informe para resolverlo.

«El Consell tiene que arreglarlo», afirma Morrás, que agrega que, mientras tanto, «hay que cumplir la norma» y, por ello, se debe dejar de prestar el servicio del GPS a taxistas de otros municipios.

En concreto, Morrás indica que el proceso que se debe seguir pasa por la resolución del convenio con la asociación mayoritaria de taxistas de Vila si se sigue incumpliendo y, con ello, «caería el uso del GPS».

El convenio del GPS está suscrito con el Ayuntamiento de Eivissa (para la gestión de las carreras de los vehículos con licencias en este municipio), pero en realidad el servicio se presta a todos los taxistas de la isla a través de la Federación Insular del Taxi.

Precisamente, el segundo operador del GPS en Vila, la empresa Nitax, advirtió del perjuicio que le estaba causando esta situación y del incumplimiento del reglamento.

Diario de Ibiza



Source link