JUAN PÉREZ BENÍTEZ/ Teide

Los propietarios de Licencias Municipales de Auto-Taxi en el municipio están preocupados por el devenir de su oficio. La situación de muchos de ellos se hace cada vez más insoportable. Son varios los que suspiran por tener un chófer asalariado con el que poder compartir sus largas jornadas de trabajo, pero este parece un deseo cada vez más inalcanzable. Están ante una situación compleja y confusa, pues, a pesar de que quieren contratarlos, cuesta encontrar asalariados, pero, además, tienen que valorar si se lo pueden permitir.

La falta de empleados provoca que sea difícil mantener el servicio activo todo el día, y que al mismo tiempo sea de calidad, si solo trabaja una persona por más de 10 o 12 horas al día. Supone, también, que se den horarios y días en el municipio en los que hay más coches parados de los que gustaría y debería.

En la ciudad hay ahora mismo 233 taxis. Suficientes, según Lorenzo Rodríguez, presidente de la Cooperativa de Empresarios Taxistas de Telde. Aunque en los últimos tiempos se están dando condicionantes por los que el servicio se está viendo mermado.

Las quejas de muchos habitantes van en aumento por la escasez de estos vehículos en horarios nocturnos, por la falta de taxis en algunas paradas en ciertos momentos y por las largas esperas tras solicitar un taxi por teléfono ¿Pero esto a qué se debe?

La problemática principal radica en los costes de producción y mantenimiento, las bajas tarifas urbanas, y tanto por la escasez, como por el mantenimiento de los chóferes. Esto último es la pieza final del efecto dominó.

Hace varias semanas el Concejal de Transporte, Agustín Arencibia, prometió a este gremio el estudio de sus tarifas urbanas, muy desfasadas ya, las cuales no se actualizan desde 2013. Aún no se conoce cuando se hará, pero el concejal asegura que están pidiendo presupuestos a empresas encargadas de hacer el estudio. Los precios, bastante bajos según lo compara Rodríguez con otros municipios, sumado al aumento constante de los pagos a los que tienen que hacer frente (seguridad social, seguro del coche, impuesto de autónomo, recambios, gasoil, ITV, etc.), crea la duda a la hora de contratar un segundo conductor, puesto que la incertidumbre de si van a poder mantenerlo, sin llegar con el agua al cuello a final de mes, es muy grande.

Además, es curioso que en un momento donde el paro sube, en este sector haya mucha oferta de empleo y baja demanda, donde la única formación necesaria es tener el carnet de conducir común y el Permiso Municipal de Conducir. En los últimos meses encontrar un chófer es más difícil de lo normal. Los que están operativos se los lleva el mejor postor. Un problema que se acentúa si desde octubre no se realiza la prueba para obtener el Permiso Municipal. Según Arencibia, los tests deberían celebrarse cada mes y medio o dos meses. La explicación de la posposición que da el edil es la falta de logística, pues los organizadores de los exámenes «están con las pruebas para la policía, que no se realizaba en Telde desde hace 20 años».

El 18 de marzo, próxima convocatoria de examen

Ya existe fecha para los interesados en realizar el examen para obtener el Permiso Municipal de Conducir. Será el próximo 18 de marzo, si nada cambia, cuando tendrá lugar el examen teórico para poder trabajar como taxista, pero solo en Telde. Para más información, los interesados deben estar atentos al anuncio en la página web del Ayuntamiento, donde se especificarán todos los documentos a aportar.

Los datos de 2021 tampoco fueron muy alentadores. La participación no fue muy alta. El colectivo taxista de la ciudad anima a la ciudadanía que esté en paro a sacarse el permiso y poder optar a trabajar en este servicio. En las cuatro pruebas que hubo el año pasado, solo aprobaron nueve personas. Dos en octubre, ninguna en julio, tres en mayo y cuatro en marzo./Canarias7

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link