DiDi, el Uber chino, cae en bolsa tras prohibir a sus empleados vender sus acciones de forma indefinida



En apenas seis meses de cotización, Didi ha perdido 41.000 millones de dólares. El por qué reside en la oleada de medidas regulatorias impuestas desde Pekín y Washington

Prosigue la ‘guerra’ EEUU-China en los mercados. En la sesión de este lunes, la tecnológica Didi Global Inc., conocida como el ‘Uber chino’, cae en bolsa después de que el diario británico ‘Financial Times’ informara de que los empleados y ex empleados de la empresa tienen prohibido vender sus acciones de forma indefinida.

Las acciones del gigante chino del transporte por carretera cayeron hasta un 3,9% en las operaciones previas al mercado. Una caída que se extiende a media sesión hasta dejarse casi un 5% y situar el precio por acción en los 5,33 dólares.

La medida para impedir que los empleados se deshagan de sus acciones se produce justo cuando se cumplen los 180 días de bloqueo tras la oferta pública inicial de junio, que permitiría a los primeros inversores vender sus acciones. Quienes sí podrán seguir vendiéndolas son los accionistas externos de Didi, entre los que figuran Uber, SoftBank, o Tencent.

En este contexto, ya hay un claro perdedor. En apenas seis meses de cotización, Didi ha perdido 41.000 millones de dólares de valor de los 80.000 millones de capitalización que alcanzaba en junio. El por qué reside en la oleada de medidas regulatorias impuestas tanto por las autoridades de Pekín como por las de Washington, quienes han levantado el temor entre las cotizadas chinas de quedar excluidas de los mercados estadounidenses. ¿El resultado? El precio de las acciones de Didi ha caído un 60% desde su debut en bolsa. Por ese motivo, a principios de mes, la cotizada comunicó que había emprendido acciones para dejar de cotizar en Wall Street y comenzar su cotización en Hong Kong.

Precisamente, la salida a la bolsa de EEUU de Didi a finales de junio creó una gran preocupación entre las autoridades chinas, quienes pidieron que se retrasara su debut por las crecientes preocupaciones sobre la seguridad de sus datos. Este lunes, el Ministerio de Comercio y la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma han informado en un comunicado de las nuevas y mayores restricciones a las salidas a bolsa de empresas de sectores ‘vetados’ a la inversión extranjera.

Con estas medidas, los inversores extranjeros no podrán participar en la gestión de esas empresas y su participación máxima se limitará al 30%. Además, un único inversor no podrá acumular más del 10% de las participaciones.

El Confidencial



Source link