La Audiencia de Santiago absuelve a los otros tres procesados por falta de pruebas

XURXO MELCHOR

La sección sexta de la Audiencia Provincial, la que tiene su sede en Santiago, ha condenado a dos años de cárcel al taxista de O Milladoiro (Ames) que estaba acusado de utilizar su vehículo profesional para vender cocaína. El tribunal considera que ha quedado probado que Alejandro C. C. es «responsable por su participación directa, material y voluntaria en los hechos: transporte y venta», recoge la sentencia.

Por contra, el tribunal ha absuelto a los otros tres acusados por falta de pruebas, argumento que fue precisamente el que ellos esgrimieron durante la vista oral, en la que negaron ser narcotraficantes.

La resolución recoge en sus hechos probados que en los primeros seis meses del 2019, «personas no identificadas suministraron cocaína para su posterior venta» al taxista, que utilizaba su vehículo autorizado para este servicio público «para distribuir droga» y que se quedaba con un margen por cada venta «pues las dosis le eran vendidas por unos 40 euros y él las revendía a 50 o 60 euros».

Así, el 15 de junio del 2019, sobre la 1.40 horas, la Guardia Civil dispuso un control de tráfico en la N-550 a la altura de O Milladoiro, donde fue localizado el taxista que «portaba consigo una cartera escondida en el calcetín derecho, la cual contenía un total de 24 dosis de cocaína perfectamente individualizadas para su posterior distribución entre terceros».

La droga marcó un peso total de 9,767 gramos y tenía una pureza del 50,86 %, por lo que se valoró en 669,58, la misma cantidad que el taxista tendrá ahora que abobar en forma de multa. El portaba además 545,39 euros en metálico y cuatro teléfonos móviles que la sentencia estipula su comiso.

En el juicio, el taxista reconoció que portaba las dosis de cocaína para venderlas porque en aquella época se estaba celebrando el festival Son do Camiño. También afirmó que había conocido a los otros tres acusados en el taxi y que contactó con ellos para que le suministrasen droga, algo que la Audiencia no considera que haya quedado acreditado./La Voz de Galicia

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link