Una cola de taxis en el aeropuerto de BarajasJAVIER BARBANCHO

La presidenta propone «liberalizar» el sector y una batería de ayudas para su digitalización

PABLO R. ROCES

Poder trabajar las 24 horas del día los 365 días del año. Esa es la propuesta que manejan en la Comunidad de Madrid para el sector de taxi de cara a este próximo año. Una medida que supondría «liberalizar» sus horarios de trabajo para que pudieran ingresar más tras la crisis en la que se han visto a raíz de la pandemia y con la llegada de las VTC

Así lo ha afirmado esta mañana la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, en Espejo Público donde ha asegurado que, según los cálculos del Gobierno regional, los taxistas «podrían recaudar un 60% más de lo que ya están ahora mismo cobrando porque tienen muchísimas restricciones de horarios y de días».

A ello se sumará una batería de ayudas económicas para avanzar en la digitalización del sector, cuya principal intención será que los taxis integren «su propia plataforma de movilidad» al estilo de lo que ya hacen las VTC. Lo que, nuevamente según los cálculos de la CAM, supondría facturar un 43%. «Por eso vamos a ir con nuevas ayudas para que modernicen las flotas, para que incluso cambien su imagen corporativa si quieren y se digitalicen», indicaba la presidenta.

Además Ayuso ha apuntado que la intención de su Gobierno es intervenir también el sector de las VTC y exigir exámenes similares a los que se tienen que someter los taxistas. «No pueden seguir proliferando las VTC de manera desmesurada y quiero que la gente que se monte en ellos sepa que esa persona sabe exactamente lo que está haciendo», ha agregado la presidenta, que se ha declarado «usuaria del sector del taxi» pese a que algunos taxistas están «ofendidos» por su reciente visita a una plataforma de VTC.

«No se trata de que a las VTC les vaya peor, se trata de que al taxi le vaya mucho mejor», ha señalado Ayuso, que ha estimado que estos cambios podrían generar unos 3.000 nuevos puestos de empleo en el sector. «Es un sector que ha cumplido siempre con las normas, de gente trabajadora que ha venido de todos los rincones de España a trabajar. Ahora han cambiado las normas y por eso hay que ayudarles», ha incidido.Más en El MundoLa Policía Nacional desmantela una organización dedicada a vender pasaportes Covid y pruebas PCR a delincuentes y famosos como Omar MontesRigoberta Bandini acaba así con la polémica por la victoria de Chanel Terrero

Esa normas están a expensas de un decreto del Ministerio de Transportes, aún de la etapa de José Luis Ábalos, que prohibía a las Comunidad Autónomas quitar licencias a Uber y Cabify hasta 2022. «Lo que tenemos que hacer es actualizarlo o dejarlo morir. Eso haría desaparecer las VTC y yo no quiero porque Madrid es una región libre, que apuesta por la competencia, no somos la Barcelona de Colau que echa para atrás las VTC y no ayuda al sector», ha apuntado Ayuso.

Las reacciones no han tardado en llegar al sector del taxi, que califica como «indignantes» las propuestas de Ayuso. Así lo ha expuesto Julio Sanz, presidente de la Federación Profesional del Taxi, la asociación mayoritaria en Madrid, señalando que la liberalización puede provocar «peor servicio» por parte de los taxistas y apuntando a que las ayudas para digitalización son «innecesarias» pues el taxi ya está constituido en plataformas como Pidetaxi./EL MUNDO

¡Coméntalo en Facebook!

comments





Source link