Es muy complicado poder expresar la tristeza o la rabia que sentimos por la pérdida de nuestro compañero asesinado de una forma tan cobarde y salvaje en la ciudad de Lleida el pasado fin de semana.

Todo el mundo lo sabe, llevamos mucho tiempo avisando que aunque los índices de robos a los taxistas no están subiendo, es cierto que la violencia en algunos casos es muy alta, por eso que seguimos reivindicando más seguridad en nuestros taxis. Al parecer, para las administraciones competentes en la seguridad del taxista, no es una prioridad, después de muchos meses, seguimos sin poder modernizar nuestro sistema 112 o incorporar sistemas de seguridad alternativos por la negativa de nuestros reguladores.

No sabemos que ha pasado, no sabemos si se hubiera podido evitar, estamos esperando que los Mossos nos den luz y puedan esclarecer los hechos, pero lo que nadie nos puede negar, es que los sistemas de seguridad de los taxis deben actualizarse con carácter de urgencia porque seguro que ayudaran a evitar muchas situaciones de riesgo.

El taxi es el transporte más seguro que existe, pero no podemos dejar de avanzar y mejorar la seguridad, así podríamos facilitar la labor policial a la hora de esclarecer los hechos de cualquier acto delictivo, cada vez son más los compañeros y compañeras que no salen a trabajar por las noches o no entran en zonas conflictivas y no podemos permitir que esto pase, es responsabilidad de la administración garantizar que la seguridad del servicio público es la más alta que pueda haber.

Desde Élite Taxi Barcelona hacemos el último llamamiento a todas las administraciones a que aceleren todos los mecanismos para garantizar la seguridad del taxista y nos den libertad para incorporar los mecanismos que hagan falta para sentirnos más seguros al salir a trabajar.

 

ÉLITE POR Y PARA



Source link